#open311

En el título de este post se unen dos conceptos, a saber, "open source" (código abierto) y el número de teléfono 3-1-1, que en Canadá y Estados Unidos se utiliza para requerir al municipio servicios  que no sean de emergencia. Por ejemplo avisar de un bache en una calle. 

Código abierto es la expresión con la que se conoce al software distribuido y desarrollado libremente. La idea bajo el concepto de código abierto es sencilla: cuando los programadores (en Internet) pueden leer, modificar y redistribuir el código fuente de un programa, éste evoluciona, se desarrolla y mejora. Los usuarios lo adaptan a sus necesidades, corrigen sus errores a una velocidad impresionante, mayor a la aplicada en el desarrollo de software convencional o cerrado, dando como resultado la producción de un mejor software.

Uniendo esta filosofía de código abierto con un arduo trabajo de estandarización del protocolo de comunicación, el ayuntamiento de Chicago ha puesto en marcha su nuevo centro de atención a la ciudadanía.

La estandarización de la que hablo supone que cualquier empresa, servicio público o privado, emprendedor o ciudadana podrá emitir avisos de este tipo respetando un protocolo predefinido, que el ayuntamiento podrá recibir. Con la particularidad de que esta estandarización será aplicable a todos los ayuntamientos del mundo que quieran adoptarla. Esto supone ensanchar de modo considerable la boca del embudo por el que la administración local atiende a la ciudadanía. Supone que cualquier aplicación de móvil puede implementar este estándar para poder comunicarse con el ayuntamiento. Imaginemos que desde whatsapp o Instagram, por poner dos ejemplos claros de aplicaciones universales, pudiéramos enviar una foto o un mensaje corto al ayuntamiento avisando de una pintada en la fachada de un monumento. Quizás pagaríamos más alegremente los 0,98€ a whatsApp si podemos utilizar este servicio.

Open311 is a form of technology that provides open channels of communication for issues that concern public space and public services. Primarily, Open311 refers to a standardized protocol for location-based collaborative issue-tracking. By offering free web API access to an existing 311 service, Open311 is an evolution of the phone-based 311 systems that many cities in North America offer.

Pero además, al desarrollar este programa y la APP correspondiente en código abierto, el ayuntamiento de Chicago está rentabilizando aún más su inversión, por que está poniendo el código ya confeccionado a disposición de quien quiera utilizarlo, para el uso que imagine, generando riqueza en su entorno. Pongamos por caso un modesto programador, que de esta forma podrá desarrollar productos (también en código abierto) que podrá comercializar.  

Sin duda es una buena noticia que el Ayuntamiento de Córdoba haya puesto en marcha el teléfono 010 y su APP asociada. Supone una vía de comunicación ágil y directa que beneficia a la ciudad en su conjunto. Evita la pérdida de tiempo del ciudadano, optimiza los procedimientos en el Ayuntamiento y, en definitiva, tenemos la ciudad más guapa en menos tiempo. Pero, vista la iniciativa #open311, creo que se ha perdido una oportunidad de hacer una cosa no solo buena, si no excelente.

No voy a entrar en si 45.000€ que ha costado el encargo es mucho o poco dinero, porque además de que desconozco los servicios totales que se incluyen en el contrato, soy partidario de pagar justamente el trabajo, y un desarrollo informático de este tipo se lleva muchas horas. Prefiero hablar de eficiencia y eficacia más que de austeridad. Lo que hubiera llevado a la excelencia a esta iniciativa habría sido su contratación y ejecución en código abierto y además, basada en los estándares #open311.

Por cierto que TRAZEO, va a implementar este servicio de avisos a ayuntamientos, para que las incidencias observadas durante el recorrido del camino escolar puedan ser comunicadas al Ayuntamiento del lugar donde se esté operando. Podrá ser en Chicago, pero no en Córdoba.

#closed010

Etiquetas
Publicado el
30 de enero de 2014 - 09:56 h