La Felicidad

Me pregunto hoy qué es la felicidad, quién es feliz, por qué, para qué. La Felicidad –ahora con mayúsculas- debe ser un estado de ánimo.

¿Es la felicidad la contemplación de un bosque? ¿Es el mar, tal vez? ¿Es un cuerpo desnudo, a contraluz? ¿Es la ropa que te viste? ¿Es la línea del horizonte? ¿Es, acaso, tu huella cuando te vas? ¿Es la propia huída, tu marcha? ¿La renuncia es felicidad?

Me pregunto, acaso, si la felicidad brota en la cola del paro, si lo hace cuando pides turno en la pescadería, si era feliz esa lubina en el estero. Me pregunto si la pescadera es feliz. Al menos hoy.

¿Son felices los fieles?

La militancia ¿es feliz?

¿Y los otros? ¿Son felices?

Me han regalado un centrifugador de verduras de Ikea. Es un aparato mágico. Mola. Soy feliz.

Así de simple.

Etiquetas
Publicado el
24 de enero de 2016 - 02:00 h