El PSOE critica “el abandono” del Ayuntamiento con los menores en situación de vulnerabilidad

Alicia Moya (PSOE) en Capitulares.

La concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Córdoba Alicia Moya ha criticado este lunes "la dejadez y el abandono por parte del alcalde y el equipo de gobierno municipal de la población más indefensa de la ciudad: los menores en situación de vulnerabilidad".

En una rueda de prensa, la edil se ha referido concretamente al programa Programa de Actuación y Prevención en la Infancia (PAPI), un recurso del Consistorio dirigido a cientos de menores en riesgo de exclusión o desprotección. "Se utiliza de manera individual o grupal en todos los distritos de la ciudad y se contrata mediante licitación", ha detallado.

Al respecto, ha defendido que este programa es "muy importante para niños que necesitan de la administración más cercana actuaciones de carácter preventivo y compensador que les faciliten la integración social, su desarrollo personal y la adquisición de capacidades que necesitarán el día de mañana para una incorporación completa a la sociedad", pero, sobre todo, se trata de "un programa que entra en la órbita de la obligación del Ayuntamiento, al igual que el resto de administraciones, de velar por la protección del menor".

En este sentido, el PSOE ha recordado que "este servicio lleva prorrogado dos años y esos dos años se han cumplido justo este lunes", de manera que "si terminara este programa, finalizarían todas las actuaciones e intervenciones que se realizan con menores en diferentes zonas de la ciudad", ha advertido.

Según ha expuesto, "desde la Delegación de Servicios Sociales se ha argumentado el interés público como causa fundamental para solicitar una prórroga más para este programa fuera de todo plazo", a lo que ha agregado que "hace sólo un mes, el 9 de noviembre, se acordaron de que el programa finalizaba y que había que prorrogarlo, y ya se ha iniciado el expediente para la prórroga y no hay plazo suficiente para tramitarlo".

"Dos años de prórroga y una licitación fallida en junio del año pasado tienen a trabajadores de la empresa adjudicataria y a las familias con menores, beneficiarias de este programa, esperando a que el Consistorio gestione de una vez por todas de manera eficiente", ha asegurado la edil socialista.

Para la concejal, "las razones para el reparo de Intervención son la absoluta falta de previsión y la nula gestión de los responsables políticos del gobierno municipal", después de que "en junio de 2020 se publicó un anuncio de licitación para el programa de prevención infantil que hubo que anular, porque se detectaron cuestiones que podían ser causa de desistimiento en el futuro y se prefirió subsanarlas cuanto antes".

Cuestiones sobre el asunto

Ante ello, el Grupo Socialista se ha preguntado si "es necesario más de un año para enmendar esas cuestiones". "La nueva licitación no se publicó hasta mediados del mes pasado y, por lo tanto, no ha sido materialmente posible abrir más allá del sobre B", ha remarcado, para apostillar que "han tenido algo más que tiempo suficiente para solucionarlo y no han sido capaces". "No está entre sus prioridades", ha criticado.

Por tanto, "el resultado es que ahora nos encontramos con un programa de vital importancia para los menores más vulnerables de la ciudad que depende de que el equipo de gobierno, con el alcalde a la cabeza, se acuerde de ellos", ha subrayado Moya, quien ha añadido que "lo peor de todo es que a día de hoy hay alrededor de 40 trabajadores y cientos de familias sin saber si seguirán o no estas actuaciones esenciales".

Para el PSOE, "el abandono y olvido de este gobierno municipal se ve plasmado también en el tratamiento que se hace del personal de Servicios Sociales". "El programa PAPI tiene un carácter de atención inmediata, preventiva y complementaria a la intervención realizada por los profesionales de los Servicios Sociales Municipales y en este caso hablamos de educadores", ha precisado.

Si bien, ha lamentado que "la plantilla de educadores sigue menguando a base de jubilaciones y el Ayuntamiento no da ninguna solución a esa falta de personal", a la vez que ha señalado que "a pesar de tener una lista de educadores aprobados sin plaza en la última convocatoria, no parece que se vaya a ver cómo se contrata a alguno".

Moya ha destacado que "estos profesionales son los que se hacen cargo de trámites imprescindibles con la Fiscalía y Protección de Menores, que están cada día más desbordados de trabajo y cada vez más sólos y olvidados", al tiempo que ha detallado que "sólo en los centros de Palmeras, Sur, Levante y Ciudad Jardín hay al menos dos educadores; en Moreras, Fuensanta o Ribera hay sólo uno, y alguno de ellos está pendiente de jubilarse".

En este sentido, la socialista ha avisado que "esta plantilla es insuficiente para prestar un servicio de calidad en un ámbito de derecho básico del menor"; ha recordado que "quitaron 86.000 euros de la partida de prevención e infancia para pasarlo a una convocatoria de subvenciones de innovación social, que además, tiene los días justos para ser resuelta antes de que finalice el año y no sea nula".

Y ha manifestado que "el trabajo que hacen las organizaciones es fundamental, pero no puede ser la excusa para que el Consistorio no asuma su responsabilidad y gestione sus fondos destinados a infancia".

Etiquetas
stats