El IPBS utilizará los 1,68 millones de remanentes para reforzar sus programas de atención social y de empleo

El presidente del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) de la Diputación de Córdoba, Francisco Ángel Sánchez.

El Consejo Rector del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) ha aprobado la utilización de 1,68 millones de euros de sus remanentes para reforzar las acciones dirigidas a la atención social y al empleo, entre las que se incluyen el Programa de Empleo Social, la Ayuda a Domicilio en Urgencias, el de Empleo Social para Mujeres en Situación de Vulnerabilidad y las Ayudas Económico Familiares.

El presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, ha destacado “la apuesta, una vez más, que realizamos por las políticas sociales, a través de programas e iniciativas con las que pretendemos dar respuesta a las necesidades de la población de los municipios menores de 20.000 habitantes”.

En este sentido, Sánchez ha puesto en valor “el incremento de presupuesto en el Programa de Ayuda a Domicilio en Urgencias, que pasa de 1 a 1,5 millones de euros, entendiendo que es un recurso idóneo para la atención inmediata de situaciones puntuales que limitan de forma temporal la autonomía de las personas”.

En el marco de esta iniciativa, se han tramitado durante 2022 un total de 737 expedientes ante situaciones de extrema y urgente necesidad, con un coste total de 912.006,51 euros, “lo que supone una ejecución del 91% del presupuesto inicial”, ha añadido Sánchez.

Del mismo modo, el presidente del IPBS ha informado de que “el Programa de Empleo Social de Mujeres en Situación de Vulnerabilidad aumentará en 400.000 euros su partida inicial, alcanzando los 900.000 euros”. “Una cantidad que nos permitirá mejorar las condiciones de vida de mujeres en especial situación de dificultad social o vulnerabilidad”, ha apostillado.

Según Sánchez, “en el caso del Programa de Empleo Social se pasará de los 2,2 a los 2,5 millones de euros, al considerarse un instrumento importante para ayudar a la población con especiales dificultades de acceso al mercado laboral”.

Finalmente, el Programa de Intervención Familiar en Situaciones de Pobreza Energética verá aumentado su presupuesto en 200.000 euros, “garantizando con ello una respuesta ágil a necesidades básicas de personas y unidades de convivencia ante situaciones extraordinarias de dificultad social o desventajas socioeconómicas, evitando así su exclusión”.

Tercer sector

El presidente del IPBS ha afirmado que “con el citado remanente también se reforzará en 282.000 euros las ayudas a colectivos que forman parte del tercer sector, con el objetivo de colaborar en proyectos susceptibles de financiarse con subvenciones nominativas”.

A modo de conclusión, Sánchez ha puesto en valor “el trabajo que hacen cada día dichos colectivos en pro de mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, sobre todo de aquellas personas que más lo necesitan”.

Etiquetas
stats