CCOO critica “el caos” generado por la Junta al recortar a la mitad los monitores en un colegio de Fernán Núñez

Francisco Cobos, junto a la secretaria general de CCOO-Córdoba, Marina Borrego, en una rueda de prensa

El Sindicato de Enseñanza de CCOO de Córdoba ha criticado este martes “el caos generado por la Junta de Andalucía” en el CEIP Álvaro Cecilia de Fernán Núñez (Córdoba), al reducir a la mitad el número de monitores escolares que atienden el aula matinal del centro, que por sus particularidades, requiere de un mayor número de efectivos para atender adecuadamente a los 60 niños matriculados en el aula matinal.

Se da la circunstancia, según ha informado el sindicato en una nota, que el CEIP Álvaro Cecilia “está compartimentado en tres edificios diseminados por la localidad, distantes entre sí hasta 700 metros. Por ello, aunque solo está dotado de un aula matinal, al ofrecer el servicio en dos espacios diferentes y alejados, el colegio ha contado desde hace más de una década con cuatro monitores escolares”.

Ahora, la Junta, “aplicando de forma estricta la normativa, que indica que debe existir un monitor escolar por cada 30 alumnos, ha eliminado dos monitores, con lo que los 14 niños del aula matinal del edificio del colegio ubicado en la calle Federico García Lorca tendrán que desplazarse hasta el edificio principal, a 700 metros de distancia y a pie”.

Esto, según ha señalado el secretario general del Sindicato de Enseñanza de CCOO de Córdoba, Francisco Cobos, “no solo supone exponer a los menores, algunos de ellos alumnado de Educación Infantil, a riesgos innecesarios, sino que genera no pocos inconvenientes para el personal del colegio, que en vez de estar realizando su trabajo, tendrá que cuidar del alumnado mientras los monitores desplazan al resto a su edificio”.

Como las cocinas también se ubican en el edificio principal, el alumnado que acude al comedor también tendrá que desplazarse de una ubicación a otra, puesto que los dos monitores estarán en las instalaciones principales, que es donde se concentra el mayor número de estudiantes.

Cobos ha dicho no entender “por qué algo que se estaba haciendo bien, que beneficiaba a muchas familias y era adecuado para los menores, se tiene que cambiar”, añadiendo que “la Junta se retrata con este tipo de decisiones”, pues “se les llena la boca con la educación de calidad, pero luego se dedican a cerrar aulas y a hacer recortes que, en vez de favorecer la conciliación de las familias y la educación de calidad, van en contra de ellas” y, es más, “esconden la intención privatizadora de la Junta”, que “precariza cada vez más la educación pública y se lo pone difícil a las familias, buscando que se desplace alumnado de los centros públicos a los privados y concertados”.

Por todo ello, CCOO ha convocado una concentración para el próximo jueves, a las 9,00 horas, a las puertas del edificio principal del colegio, para mostrar su desacuerdo con la decisión de la Junta y apoyar a las familias usuarias del servicio, a quienes acompañará en las movilizaciones que decidan emprender.

Etiquetas
stats