FOTOGALERÍA | Hasta pronto, Don Carnal: la fiesta final

Pasacalles de Carnaval | ALEX GALLEGOS

Hasta pronto, Don Carnal. Es lo que en esta ocasión toca decir. El travieso personaje abandona Córdoba después de tres intensas semanas. Lo hace para no volver hasta dentro de un año -días arriba, días abajo-. Porque el Carnaval termina una vez más. El cierre de la celebración de un febrero que en este 2019 se cuela en marzo se produce, como es habitual, por todo lo alto. Disfraces, güiros y coplas llenan de animación, de nuevo, la zona Centro de la ciudad. Ocurre ya en el primer domingo protagonizado por Doña Cuaresma gracias al Gran Desfile, que es el broche perfecto a un tiempo en el que sobresalen la carcajada y la crítica, ambas a partes iguales.

La última cita carnavalera de Córdoba tuvo lugar, en efecto, este domingo. La hora de inicio estaba fijada a las 12:00, pero el ambiente festivo ya era una realidad desde un buen puñado de minutos antes en el Paseo de la Victoria. La céntrica avenida acogió el arranque de un Gran Desfile del que participaron esta vez más de 30 formaciones, la mayoría participantes en el Concurso de Agrupaciones y alguna que otra bajo el rol de callejera. Todas formaron parte de una comitiva que estuvo abierta por los siempre llamativos conjuntos llegados desde Extremadura -donde curiosamente juega horas después el Córdoba-. La comparsa ‘Moracantana’ de Badajoz desplegó su de colorido, música y baile. El público no sólo fue numeroso al comienzo, también a lo largo del recorrido de la cabalgata.

Tras la primera agrupación, marchó la primera de las carrozas integradas en el desfile. Ésta fue la dedicada a los Sultanes y Sultanas del Carnaval de Córdoba, después de cuyo ornado vehículo pasaron unos divertidos muñecos hinchables y el segundo trono sobre ruedas: el de los mayores. La batucada ‘Salmorejo’ siguió para abrir paso a los personajes de Star Wars de la mano de ‘El despertar de la fuerza’. El colectivo Flora, de La Fuensanta, fue el protagonista de una tercera carroza que anticipó otro disfrute de ritmo y colorido con sello extremeño. Fue el que permitió la comparsa de Mérida, que precedió a la propuesta de la Escuela de Arte Dionisio Ortiz de la ciudad.

Después fue turno ya para las agrupaciones cordobesas, entre las que se contaron chirigotas, comparsas y cuartetos. En su mayoría fueron de la capital, pero también las hubo de la provincia. E incluso de fuera, puesto que en el Gran Desfile participó ‘Los extranjeros’, de la comparsa La Madrileña, compuesta por carnavaleros andaluces que viven en Madrid. Dos carrozas más completaron una comitiva que recorrió calles como Gondomar o Claudio Marcelo hasta llegar a la plaza de La Corredera, donde la Quema del Dios Momo cierra cada año la fiesta que por Don Carnal se celebra.

Etiquetas
stats