Entre el sueño y la ambición

Córdoba Patrimonio de la Humanidad - Pescados Rubén Burela (5-6) | ÁLEX GALLEGOS

La igualdad es máxima en el presente en curso en la Primera División de fútbol sala. Está visto y comprobado que la exigencia ha subido un grado en la campaña 2020-21, en la que todos los clubes están demostrando un nivel muy parejo. Cualquiera puede con cualquiera, y ya ha habido más de una sorpresa. De hecho, una vez transcurridas -no para todos- las cinco primeras jornadas, la clasificación deja escenarios tan curiosos como el de que el FC Barcelona, actual campeón de Europa, sea quien cierre la tabla tras haber sumado apenas un punto en sus cuatro partidos disputados, ElPozo está alejado del play off y es el Levante el equipo a batir hasta el momento. Ahí es nada, mientras que la mayor parte de equipos transfieren semana tras semana sus opciones en la zona media. Entre ellos está el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que se mantiene a un pasito de los ocho primeros, condición que anhela alcanzar este mismo sábado (13:00 horas). Eso sí, la empresa -como todo hasta ahora- es de enorme dificultad.

Un nuevo duelo en las alturas se le presenta al conjunto cordobés. En lo que será la tercera cita liguera en apenas siete días, los de Josan González reciben en el Palacio Municipal de Deportes de Vista Alegre nada menos que al Palma Futsal, uno de los pesos pesados de la máxima categoría. Los baleares, en la línea de las últimas campañas, están cuajando un excepcional primer tramo de campeonato, en el que aún no conocen la derrota. Sus tres victorias y un empate han encaramado a los de Antonio Vadillo –con los cordobeses Lolo Urbano, Rafa López y Carlos Barrón en sus filas- a una prometedora segunda plaza. Encuentro exigente para dar carpetazo a una intensa semana de trabajo.

Y es que no hay tregua el presente año para los equipos, que han tenido que planificar sus semanas con entrenamientos de menos intensidad, aumentando la parcela táctica con el fin de llegar a cada encuentro en la mejor forma posible. Y de momento, son los insulares los que han demostrado una mayor cohesión de grupo. Son diez los puntos que han sumado en cuatro enfrentamientos, con un notable balance de quince tantos a favor y apenas cinco en contra. Precisamente esa, la defensa, es su gran virtud. Ahí, el papel del trío califa es fundamental para Antonio Vadillo, que cuenta con Lolo Urbano y Rafa López, ambos de talla internacional, como protagonistas en la posición de cierre. Además, la portería es cosa de un Carlos Barrón que sigue erigiéndose año tras año como un verdadero cerrojo bajo palos. Eso sí, la competencia es enorme para el arquero cordobés, pues comparte demarcación nada menos que con Fabio Alvira.

Sin embargo, el cuadro de Josan González busca igualmente aprovechar su buen estado de forma. Anímicamente imparables tras haber conseguido doblegar hace una semana al todopoderoso conjunto azulgrana (3-1) en su primer triunfo en Vista Alegre, y con ganas de más tras el meritorio empate ante Peñíscola (3-3), que dejó con una sensación insuficiente a los califas. Por ello, el equipo parte con un optimismo que oscila entre el sueño de volver a dar la campanada ante uno de los grandes del torneo, y la ambición de saberse con serias opciones cada vez que el balón comienza a rodar en el feudo capitalino.

Así las cosas, los cordobeses buscarán ante su afición –solo podrán acceder 400 simpatizantes, que agotaron las entradas en apenas una hora- encadenar su cuarto encuentro consecutivo sin conocer la derrota. Para ello, el técnico pontano cuenta con toda su plantilla disponible. El choque será dirigido por Cidoncha Cortés y Salomé Vizuete, árbitros del Colegio Extremeño. Además, cabe matizar que todos aquellos aficionados que no puedan estar presentes en las gradas de Vista Alegre tendrán la posibilidad de presenciar el partido de la sexta jornada en Primera División en directo a través de LaLiga Sports TV y en Ondamezquita 7TV.

Etiquetas
stats