Reyes de Andalucía

Los jugadores del Córdoba Futsal celebran el título | CÓRDOBA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

A corazón nadie nos gana. Ese podría ser perfectamente el lema del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que una vez más creyó en sus posibilidades hasta el último instante y supo reponerse a todo para alzarse por primera vez en su historia con la Copa de Andalucía, y nada menos que ante el todopoderoso Jaén Paraíso Interior, que en sus vitrinas cuenta con dos Copas de España. El cuadro blanquiverde se vio con una desventaja de hasta 4-1, aunque ese peso no fue un problema para la insistencia en su juego. Y de ese orgullo saldría un empate que acabaría resolviéndose, al igual que ocurrió hace dos años Sevilla, en un histórico triunfo desde la tanda de penaltis.

El primer contratiempo para el cuadro cordobés llegó antes incluso del inicio del partido. En efecto, minutos antes del arranque, el club dio a conocer la baja de Alberto Saura, máximo goleador del equipo en pretemporada, debido a un pinchazo en el aductor izquierdo sufrido en el choque de semifinales. No es momento de arriesgar, y eso lo sabía muy bien Josan González, pues la verdadera batalla arrancará la próxima semana. Pero es innegable que su ausencia debilita en gran medida las posibilidades del plantel blanquiverde, que aún así salió muy agresivo sobre el parqué de Baena, y con cierto protagonismo de Prieto, tratando en diversas ocasiones de jugar de cinco como uno más en ataque sobre la pista. Sin embargo, el talento y, sobre todo, la experiencia del Jaén es evidente, pues realmente le hacía falta poco para generar ocasiones. De hecho, los dos primeros tantos del cuadro amarillo llegaron prácticamente de forma consecutiva y en dos jugadas a balón parado. Primero fue Antonio Pérez el que superó a Prieto tras saque de banda, mientras que Felipe Mancha hizo lo propio, pero desde el lado contrario. Sin embargo, la superioridad jienense únicamente se daba en el electrónico, pues era el Córdoba Patrimonio en el que más juego ofrecía en cancha, aunque sin encontrar acierto de cara a portería.

Pablo del Moral trató de recortar distancias hasta en dos ocasiones seguidas, primero con un potente disparo lejano que atajó Gozi y, a continuación, con un golpeo que se estrella en la madera. Un obstáculo con el que también se topó Ricardo Mayor en la siguiente jugada, en su caso chutando desde el costado izquierdo. Seguía apretando el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que lograba llegar con claridad a la meta defendida por el brasileño. Sin embargo, faltaba el gol. Un acierto del que parecía estar bendecido el conjunto de Dani Rodríguez, que hizo el tercero otra vez en jugada en ensayada.

Con todo, los cordobeses no perdían la compostura y seguían haciendo su juego. Y fue de ahí desde donde brotó el tanto blanquiverde. Tras sumar su tercer disparo a la madera, al fin David Leal pudo recortar distancias para su equipo, con un disparo cruzado inalcanzable para Gozi, y que partía de una perfecta dejada de Shimizu, de largo el más activo del cuadro califa. De hecho, el gran atractivo de todo el primer tiempo fue el duelo entre el japonés y el arquero jienense del conjunto del Santo Reino. De sus botas saldrían las más peligrosas del Córdoba Futsal, siempre encontrándose la oposición bajo palos. Por contra, la pólvora seguía en perfecto estado para el Jaén, que convirtió el cuarto de la tarde en una contra de Antonio Pérez. Pudieron irse a vestuarios los de Josan con menos desventaja, aunque Boyos mandó fuera un balón efectuado tras una excelente triangulación con Jesulito y Zequi. Y es que, más allá de los goles (tres de ellos, recordemos, a balón parado), el Jaén no ofreció mucho más durante todo el primer tiempo. Es más, pese a la ventaja, su principal protagonista estuvo bajo palos, ya que Gozi fue el encargado de impedir que la cuenta goleadora cordobesa fuese mayor.

La salida de vestuarios templó un tanto los nervios de ambas plantillas, aunque seguía siendo el Córdoba Patrimonio el que llevaba la voz cantante. Los jienenses, con una clara renta a su favor, trataban de arriesgar lo menos posible. Manu Leal y Joaqui se apuntaron las más claras durante los primeros compases del segundo tiempo. Sin embargo, fue Zequi el que logró recortar distancias. El gaditano, tras una salida en falso de Gozi, anotó desde lejos en un balón que entró empujado, además, por un jugador amarillo.

Rafa López salió para un disparo de falta a la distancia del penalti y sin barrera, y el meta jienense consiguió adivinar la dirección del disparo de Manu Leal. Prácticamente había un único equipo sobre la pista, y ese iba de blanco y verde. Sin embargo, el empuje no tenía recompensa en el marcador. Ni desde el doble penalti, ya que, minutos después del disparo marrado por el capitán cordobesista, fue Boyos el que se encontró con el meta jienense en tiro liberado tras la sexta falta del Jaén. La insistencia no cesaba en el bando cordobés. Ni los errores impidieron a los de Josan seguir acosando la meta defendida por Gozi. Es el ADN de este equipo y el que le ha llevado hasta Primera División. Y de ese orgullo brotó otro doble penalti más. Jesulito era esta vez el encargado de disparar, pero de nuevo ganó el buen hacer del meta. Sin embargo, el rechace acabó en penalti sobre Zequi, y esta vez no falló Manu Leal. Con la emoción a flor de piel y todo el pabellón -los que pudieron estar- entregados en una nueva remontada cordobesa.

Y llegó. Esto va de fe, de creer. Y a sueños nadie puede ganarle al Córdoba Patrimonio de la Humanidad. El Jaén pudo sentenciar el partido. Sin embargo, Carlitos, uno de los mejores especialistas desde el doble penalti, mandó fuera su disparo. Y sería otra vez el capitán el que pusiera el empate desde dicha distancia. Los nervios hicieron mella en el plantel dirigido por Dani Rodríguez, que veía como desperdiciaba una clara ventaja. Es más, pudo poner la guinda Zequi a escasos segundos del final, pero en su mano a mano con Gozi acabó trastabillándose con el balón. Era el turno de la pena máxima. La lotería de los penaltis, esa misma que hace no tanto les dio un pase nada menos que a una final de un play off de ascenso a la élite. Y ahí no les tembló el pulso a los de Josan. Expertos en sufrir. El joven Víctor se encargó de parar uno de los tiros, y Manu Leal sentenció la victoria finalmente por 4-5. La primera Copa de la historia del Córdoba Patrimonio. Los nuevos reyes de Andalucía.

FICHA TÉCNICA

JAÉN PARAÍSO INTERIOR, 4 (4): Gozi, Mauricio, Piqueras, Alan Brandi, Carlitos, Antonio Pérez, Felipe Mancha, Míchel, Campoy, Ángel Bingyoba, José Mario y Rafa López.

CÓRDOBA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, 4 (5): Prieto, Jesulito, Koseky, Jesús Rodríguez, Ricardo Mayor, Cordero, Shimizu, Pablo del Moral, Manu Leal, Joaqui, Zequi, David Leal y Boyos.

ÁRBITROS: Cordero Gallardo y Carrillo Arroyo (C. Andaluz). Amonestaron a a los jienenses Campoy, Mauricio, Míchel, Bingyoba, Alan Brandi y al técnico Dani Rodríguez, así como a los cordobeses Joaqui, Prieto, Cordero, Zequi y Josan González. Fueron expulsados los entrenadores ayudantes de ambos conjuntos.

GOLES: 1-0 (5′) Antonio Pérez. 2-0 (6′) Felipe Mancha. 3-0 (9′) Felipe Mancha. 3-1 (11′) David Leal. 4-1 (38′) Antonio Pérez. 4-2 (28′) Zequi. 4-3 (37′) Manu Leal. 4-4 (38′) Manu Leal. La tanda de penaltis acabó con 4-5 a favor del Córdoba Patrimonio.

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la final de la Copa de Andalucía, disputada en el Pabellón Deportivo Juan Carlos I de Baena.

Etiquetas
stats