Presión alta y equilibrio, claves de un Real Murcia agresivo

Once del Real Murcia en su último partido | REAL MURCIA

Volver a la senda de la victoria. Tras una serie resultados que han provocado la marcha de Juan Sabas como técnico blanquiverde, el Córdoba retornará a la competición el próximo domingo visitando al Real Murcia en el Estadio Enrique Roca -popularmente conocido por la Nueva Condomina-. Por ello, la entidad califa tiene como objetivo vencer a un rival directo por entrar a la segunda fase dentro de los tres primeros clasificados y convencer después del cambio de entrenador acaecido tras la derrota en Linares (2-0). Gracias a esto, Pablo Alfaro debutará en el banquillo cordobés y deberá plantear un partido donde sus jugadores lleven la iniciativa, con el objetivo de anular el juego predilecto por los pimentoneros y obligando a los locales a jugar en largo con una presión asfixiante a la primera línea murciana.

A pesar de ocupar la segunda plaza en el Grupo IV-B, los chicos dirigidos por Adrián Hernández han cosechado unos resultados irregulares durante las seis jornadas disputadas hasta el momento. El Real Murcia comenzó el campeonato liguero directamente en la tercera cita recibiendo a un Sevilla Atlético que consiguió rascar un empate en el Estadio Enrique Roca (1-1). Más tarde, y con la necesidad de lograr una victoria, los pimentoneros visitaban a sus vecinos lorquinos para intentar inaugurar su casillero de triunfos en la tercera categoría del fútbol español. Por ello, el conjunto murciano salió al Estadio Francisco Artés Carrasco con la obligación de convencer y ganó al Lorca Deportiva gracias a un doblete de Alberto Toril (1-2).

Sin embargo, el Covid-19 obligó al Real Murcia a jugar cuatro partidos ligueros en apenas dos semanas. De hecho, el Recreativo Granada visitó la Nueva Condomina con el objetivo de conquistarla y así fue. El filial nazarí no entró de manera convincente al encuentro e incluso el delantero local, Chumbi, comenzó abriendo la lata, pero finalmente lograron tres puntos vitales para sus aspiraciones con un tanto de Migue García (1-2). Seis días más tarde, los pimentoneros volvían a jugar en su césped, aunque esta vez visitaba un Linares Deportivo que venía de endosarle un 1-4 al Sevilla Atlético. La necesidad de conseguir una nueva victoria hizo que los de Adrián Hernández arrollasen a la escuadra minera (3-0) justo antes de caer derrotados, cuatro días después, en la Ciudad Deportiva Luis del Sol ante el Betis Deportivo (2-1). Por último, el plantel murciano visitaba Yecla para volver a la senda del triunfo y lo hizo gracias a un tanto agónico de Víctor Curto en el Estadio Municipal de La Constitución (1-2).

Debido a su irregularidad, el Córdoba deberá poner en serias complicaciones al conjunto local a pesar de la dificultad que conlleva jugar en la Nueva Condomina, ya que el Real Murcia solamente ha cosechado una derrota en su césped en las seis jornadas disputadas. Por otro lado, el juego mostrado en este inicio del campeonato deja en evidencia la dureza de sus acciones debido a que son el cuarto equipo del Grupo IV que mayor tarjetas amarillas han recibido (20) solo por detrás de Algeciras (21) Lorca Deportiva (23), y Las Palmas Atlético (28). Una estadística que marca la intensidad con y sin balón a la hora de realizar la presión en campo rival.

Entretanto, Adrián Hernández no ha variado su dibujo a pesar de la irregularidad que ha cosechado en las primeras seis jornadas ligueras. Los pimentoneros han jugado con un clásico 4-2-3-1 con unos titulares muy fijos y con pocas alteraciones entre encuentros. De hecho, el posible once del próximo domingo podría ser Marcellán en portería; línea de cuatro para Melgar, Edu Luna, Miguel Muñoz y Antonio Navas; doble pivote para Yeray y Youness; Álvaro Toril y Javi Pedrosa como extremos; ocupando la mediapunta se encontraría Mario Abenza; y de ariete titular sería el goleador Chumbi. Y es que el conjunto murciano se caracteriza por realizar una presión alta en los primeros compases del encuentro y un gran equilibrio ofensivo debido a que tiene armas para atacar tanto por banda como por el centro. Sin embargo, el Real Murcia ha mostrado carencias a balón parado y, sobre todo, en la presión rival en tres cuartos de campo. Unas debilidades que intentará aprovechar el plantel blanquiverde para volver a la senda de la victoria.

Etiquetas
stats