Lolo Jarque y la firma de un gol inolvidable

Lolo Jarque, en el partido del ascenso a Primera del Córdoba Patrimonio | CÓRDOBA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

El pabellón es un hervidero. No sólo en ambiente sino de temperatura. Desde hace un buen rato aprieta el calor en el interior del pequeño polideportivo. Poco importa dicha circunstancia a los poco más de mil espectadores que se dan cita en torno a la pista. Resulta lógico pues los dos equipos sobre el parqué luchan por el ascenso a Primera, que en este caso es histórico. Y las espadas están en todo lo alto. Un empate a dos es el resultado que muestra el electrónico. Si vence el conjunto local se hace necesario el tercer partido de eliminatoria; si lo gana el visitante todo queda dicho. Faltan algo más de cinco minutos para el final del encuentro y la tensión es palpable. Precisamente un puñado de segundos antes de alcanzar el 35 la locura se desata entre la afición que viene de lejos -aunque es sólo un decir-. Surge la figura de Lolo Jarque, que manda el balón al fondo de la portería y permite soñar con la elite…

Fue el 1 de junio de 2019 cuando los apasionados del deporte y más aún los amantes del fútbol sala de la ciudad volvieron a tocar el cielo en Las Tendillas, como describe el instante el himno de Manuel Ruiz Queco. Más de un mes antes el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, entonces Córdoba CF Futsal, selló su pasaporte para el play off de ascenso. En su segunda temporada en Segunda, valga la redundancia, el equipo a las órdenes de Miguel Ángel Martínez Maca se entró en una promoción de la que estuvo muy cerca ya en la campaña de su estreno en la división de plata. Por delante tenía en ese instante dos rondas, a cada cual más compleja. Aunque lo cierto es que el escollo principal parecía ser el primero que había de salvar: de entrada a los blanquiverdes les tocó medirse al Betis, club que había armado un proyecto de gran envergadura y cuyo único objetivo -casi ineludible- era el asalto a la mejor liga del mundo.

Los heliopolitanos nada pudieron hacer ante un equipo que fue capaz de levantar un marcador adverso en Vista Alegre y dio una lección de pundonor y orgullo. David pudo derribar a Goliat, una vez más. Superado el difícil doble duelo con los verdiblancos el Córdoba CF Futsal -así se denominaba entonces- debía enfrentarse al Software Delsol Mengíbar, que también contaba con una plantilla de primerísimo nivel. Pero al cuadro califal nadie gana en entrega y honor. El conjunto jiennense cayó con estrépito en su visita a la capital: cedió por 5-1. Ya tras el pitido final de ese encuentro muchos, casi todos en realidad, pensaban en la tarde de la celebración. Como si fuera imposible la remontada. Y eso que el deporte ya demostró en numerosas ocasiones que no existe nada más contrario a la realidad que esa presunta certeza.

De cara al primero de los dos choques en Mengíbar el club local trató de impedir una presencia significativa de aficionados rivales. No lo logró al 100%. El caso es que a las 19:30 del sábado 1 de junio estaba previsto el primero de los partidos que eran opción del cuadro jiennense para discutir el ascenso. A tal hora, quizá algún minuto después, comenzó un choque vibrante. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad -en esa época Córdoba CF Futsal- golpeó primero y además dio un tiro de gracia: a los seis minutos se imponía por 2-0 gracias a tantos de Koseky y David Leal. Pero el histórico salto a la máxima categoría nacional no podía ser tan sencillo. El Software Delsol igualó antes de llegar a los diez de juego con una diana en propia puerta de Jesús Rodríguez y otra de Fran Peña. Otro duelo muy distinto arrancó en ese instante.

Máxima fue la tensión desde el empate. Los dos equipos contaron con alternativas de tomar ventaja en el tanteador pero éste no se movía. El equilibrio al final del encuentro conducía a un tercero el día después. Sin embargo, en un saque de esquina a favor del conjunto blanquiverde la pelota llegó a la frontal del área local. Fue ahí donde Lolo Jarque apareció para golpear y anotar el 2-3 que a la postre fue definitivo. El plantel de Maca supo defender a la perfección su mínima renta, que pudo ampliar en el último tramo del choque, con un Software Delsol Mengíbar que se diluía como un azucarillo en el café. Cuando la bocina sonó el éxtasis fue incontenible en la grada en la que se ubicaban los aficionados cordobeses, tanto como sobre la pista. Jugadores, miembros del cuerpo técnico y demás integrantes de la expedición del Córdoba CF Futsal -como se llamaba la entidad en ese momento- celebraron todo cuanto pudieron en la cancha. Ocurrió antes de que la plaza de Las Tendillas acogiera una fiesta histórica.

Sí, fue Lolo Jarque quien puso la firma a un gol inolvidable. Aquel que hizo posible que un club con apenas seis años de existencia pudiera colocarse entre los más grandes del panorama español e internacional de la disciplina. El ala había recalado en Vista Alegre el verano anterior después de una amplia trayectoria que le llevó incluso a vivir experiencias en el extranjero. Desde el primer momento se convirtió en una de las más importantes piezas de Maca, como también lo fue esta campaña hasta que se lesionó y semanas después se produjo la suspensión del campeonato por la crisis sanitaria de Covid-19. A un puñado de días de cumplirse el primer aniversario del gran hito de la entidad presidida por José García Román y uno de los mayores del fútbol sala y del deporte de la provincia -más si cabe de la capital-, el héroe anunció su retirada. Deja la pista pero su nombre va a seguir muy presente por no poco tiempo.

https://twitter.com/LNFS/status/1260650267785060352?s=20

Etiquetas
stats