Josan González: “Desde el martes se sabía que era imposible jugar”

Josan González, en un entrenamiento del Córdoba Patrimonio de la Humanidad | ÁLEX GALLEGOS

Asunto zanjado, aunque no por ello bien llevado. Básicamente esa es la conclusión que puede extraerse tras la decisión tomada por parte de la Real Federación Española de Fútbol de suspender el primer encuentro liguero del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, después de que hace algunos días se conociera que había dos positivos en las filas de su rival, el Real Betis. El choque estaba programado para disputarse este sábado (18:30 horas) en Sevilla, aunque ha sido en la mañana de este viernes cuando el organismo presidido por Luis Rubiales ha confirmado finalmente la decisión de no celebrarse. Se oficializa un secreto a voces que, pese a todo, ha llegado quizá un tanto tarde, pues así lo ha querido puntualizar el propio Josan González, al declarar que se trata de “una decisión que no por esperada deja de ser un poco traumática”.

En este sentido, el preparador cordobés ha utilizado dicho término al considerar que “desde el martes prácticamente se sabía que iba a ser muy complicado jugar, porque habíamos hablado con la gente del Betis y estaban confinados y era imposible jugar”. Por lo tanto, “la demora otra vez en la decisión de algo”, apunta el pontano, en relación al trabajo que viene realizando durante los últimos meses la RFEF en materia de fútbol sala, pues dicho organismo ha asumido la organización de las competiciones a partir de esta temporada.

Asimismo, González ha lamentado tener que “esperar hasta el viernes por la mañana, a 36 horas prácticamente de jugar”, y “cuando terminamos de entrenar y de ultimar el partido, pues nada, es lo que toca”, indica el técnico, para aportillar diciendo que toca “ser un poco resilientes y descansar el fin de semana y prepararnos para enfrentarnos a Burela”.

Etiquetas
stats