Los guardianes del Córdoba: Mayé, líder entre los porteros menos goleados

Avelino Viña, en un encuentro con el Córdoba a finales de los noventa | LARREA

El pasado mes de enero decía adiós para siempre. Fallecía y dejaba una importante sensación de vacío en El Arcángel -más doloroso que el actual físico por el Covid-19-. Se marchó la mayor leyenda deportiva del Córdoba, José Luis Navarro del Valle, que sin embargo aportó un legado que a buen seguro perdurará. Como muchos hicieron también antes, durante y después de su larga etapa con la elástica blanquiverde. De la trayectoria global del club gracias a las actuaciones individuales hizo defensa en 2016. Entonces reclamó que se mantuviera viva la memoria de todos cuantos pasaron por el cuadro califal. “Uno tiene que contar con que hay jugadores que hacen unos méritos, otros que hacen otros, pero que un club debe siempre guardar, tener en cuenta, a esos futbolistas que lo han sido todo para ese club que representan”, aseveró en una entrevista N&B que ofreció a CORDÓPOLIS. Entre esos logros distintos se encuentra uno que quizá en ocasiones pase desapercibido: es el de la seguridad bajo palos…

Probablemente la portería sea la demarcación más ingrata en el fútbol. Siempre llama más la atención la delantera por aquello de marcar goles. Evitarlos es también tarea de relevancia, de ahí que de vez en cuando resulte necesario recordar a los que mejor se encargaron de ello. Más si cabe cuando a lo largo de la historia de un club surgen figuras tan significativas como Benegas o Molina en el Córdoba. Curiosamente ellos no están entre los diez guardametas menos goleados del conjunto blanquiverde. La sorpresa salta con las estadísticas facilitadas por Álvaro Vega, de @laligaennumeros. Porque el cancerbero que cuenta con mejor promedio de tantos en contra es quizá un nombre poco recordado e incluso escasamente conocido a nivel global. Se trata de José Serrano Castillo, Mayé en el mundo del fútbol. La lista está conformada, resulta obligado aclarar, con aquellos jugadores que disputaron más de 20 partidos.

Natural de Chiclana, Mayé es uno de esos futbolistas casi olvidados por su corta etapa en un determinado club. En este caso, el guardameta militó únicamente una campaña en el Córdoba, lo que no significa que sin embargo mostrara buenas cualidades bajo palos. El gaditano disputó un total de 22 choques, en los que recibió 19 goles. De esta forma, consiguió cerrar su periplo en El Arcángel con una media de 0,86 por duelo. Es el mejor dato histórico en la portería, si bien quedaron muy próximos a él otros dos no muy alejados tampoco en el tiempo. Uno es Ignacio García Mallo, cancerbero vigués que jugó en el cuadro califal el curso 1990-91 y el otro es el popular Avelino Viña. El uruguayo formó parte del equipo durante cinco temporadas entre 1994 y 1999. Ambos, con 46 y 168 partidos, completaron sus períodos con un promedio de 0,89 tantos.

Así, el de Montevideo es el más destacado de los porteros con más de un centenar de choques, por si quiere considerarse como más señalada la muestra. En este sentido, los siguientes nombres en aparecer son los de Jáuregi, Molina, Luna Toledano y Benegas. El vasco queda undécimo en la lista general pese a disputar 140 encuentros. Su media de goles en contra por duelo es de 1,04. Los demás, nombres legendarios, culminaron etapas con 257, 210 y 140 encuentros y promedios de 1,12, 1,14 y 1,17, respectivamente. Los datos los aporta generosamente Álvaro Vega, compañero de @laligaennumeros, que permite conocer además, por ejemplo, qué cancerberos de la provincia están entre los mejores de la historia de la entidad califal. Pero este apunte ha de esperar… De vuelta a la enumeración original, en cuarto lugar consiguió situarse José Manuel González, que terminó con 0,93 dianas por partido tras 46 entre 1979 y 1982.

Muy cerca de este último se sitúa, curiosamente, el actual portero del Córdoba. Con 27 encuentros ya en su historial, Isaac Becerra se encuentra sexto -igualado con el quinto- en el Top Ten de los guardianes de la meta blanquiverde. Así es después de encajar 26 tantos durante la presente temporada y colocarse con un promedio de 0,96. Ésta es la cifra en la que está precisamente el primero de los guardametas cordobeses en la lista. Y él es… Jorge Ramírez, que defendió la portería del equipo en 46 duelos entre los años 1986 y 1991. Por detrás aparecen los otros dos representantes de la provincia en esta ocasión. El primero es Miguel Reina, que dada su temprana salida rumbo a Barcelona disputó 50 choques y recibió 49 dianas con una media de 0,98. El otro es un mito reciente pues, sin ir más lejos, fue uno de los artífices del ascenso en Cartagena en 1999. En efecto, se trata de José Antonio Leiva.

Aquel portero de menor estatura aparentemente pero seguro como pocos alcanzó los 95 partidos con el Córdoba, en los que encajó idéntica cifra de goles. Es decir, acabó su etapa como blanquiverde con un promedio de uno por encuentro. Fue Levia, por cierto, quien arrebató la titularidad al mencionado Avelino Viña en el tramo final de la década de los noventa. Anteriores fueron los dos cancerberos que lograron con sus registros colarse en la lista de los mejores de todos los tiempos. Entre 1991 y 1994 disputó Juan Carlos Montes 87 choques oficiales con el cuadro califal, en los que fue batido hasta en 89 ocasiones. Su promedio fue -y es y será, lógicamente- de 1,02. Y casi predecesor en la portería fue José Luis Burgueña, ya que militó en el equipo entre 1987 y 1989. Dos temporadas ésas en que el bilbaíno cerró con 1,03 tantos por duelo.

Etiquetas
stats