El Deportivo Córdoba, “todas a una” para no perder la confianza

Ana María Rodríguez durante un encuentro con el Deportivo Córdoba.

El Deportivo Córdoba no pudo enlazar este pasado sábado su segunda victoria consecutiva a domicilio y cayó por 5-1 en la pista de El Ejido, lo que mantiene al conjunto cajista en la antepenúltima posición del Grupo 3 de Segunda División, si bien continúa a la espera de la resolución por la reclamación que interpuso hace un mes por alineación indebida del filial del Alcantarilla.

Sobre el encuentro en El Ejido, la guardameta Ana María Rodríguez analiza dos fases claramente diferenciadas, ya que “se puede decir que el partido se decidió en los tres primeros minutos con tres goles muy rápidos” y en los que no estuvieron “bien en defensa ni en nada y en tres minutos pasó todo”. Eso sí, “después de ese inicio ya vimos un equipo diferente, al que se le vio ganas de competir y de disputar el partido y al final podemos sacar algún detalle positivo a pesar de todas las bajas con la que acudimos allí”, matiza.

A nivel individual, la joven portera deportivista reconoce que está en un momento “bastante bueno”, con “bastante confianza” y cree que “poco a poco tanto el entrenador como el cuerpo técnico” están también aportándole “confianza” y ella se está “devolviendo bien con minutos buenos en la pista”. Con todo, “está claro que esta temporada, habiendo tres porteras, la competencia es grande, pero también son mucho más grandes las ganas que tenemos las tres de trabajar”, expone.

Ana recalca que la situación clasificatoria no está minando la moral en la plantilla del Deportivo Córdoba, ya que “aunque cualquiera que vea nuestro arranque de temporada podría pensar que el vestuario está hundido, la verdad es que no es así. Somos conscientes de que el inicio no ha sido bueno, pero esto no ha hecho más que comenzar, y con trabajo y con un grupo donde vayamos todas a una al final llegará nuestro momento; así que, sólo queda seguir trabajando y poder conseguir y disfrutar de esa victoria que tantas ganamos tenemos de que llegue”.

La siguiente cita para las cajistas será el próximo sábado ante el filial del Roldán, en otro partido que Ana asegura que “será duro”, y lo saben porque ya se han enfrentado a este equipo en otras temporadas y “siempre hemos tenido partidos difíciles, pero tengo claro que con esfuerzo y estando concentradas desde el minuto uno, a lo mejor podemos sacar algo positivo. Yo confío al 100% en mis compañeras, y espero poder celebrar el fin de semana que viene el fin de esta mala racha”.

Etiquetas
stats