El Dobuss da un paso vital

Dobuss Córdoba - Jaén (116-25) en el colegio Cervantes | JUAN HUERTAS

Otro billete resuelto. Sin duda, el Dobuss Córdoba Basket ha vuelto a su mejor versión, y nada mejor para ello que hacerlo a través de victorias frente a clubes que aspiran a lo mismo que tú. Si ya el triunfo ante el CAB Estepona fue importante, más lo es si cabe la victoria contra el Asisa-CB Alhaurín de la Torre, rival directo en la zona noble de la clasificación del Grupo B de la N1 Nacional, y que ha hincado la rodilla la capital en un choque que devuelve a las cordobesas a las máximas aspiraciones.

Se esperaba un duelo de máxima igualdad y eso es lo que se comprobó sobre el parqué del Colegio Cervantes durante los primeros compases del partido. No había tregua entre dos contendientes que aspiran a lo máximo en la N1. Eso sí, fueron las malagueñas las que llevaron la voz cantante en el tramo inicial, apuntándose los primeros parciales. Con el paso de los minutos entraría en calor el acierto cordobés, lo que deparó en que la paridad entre ambos conjuntos entrara en su fase de máxima intensidad. Así, el primer periodo finalizó con empate a 13.

Solventado ese primer trámite, las de Miguel Ángel Luque aumentaron la marcha y fueron distanciándose paulatinamente, aunque sin llegar a imponer un ritmo demoledor. No obstante, el trabajo defensivo surtía efectivo, lo cual rentabilizaba aún más la mayor eficiencia ofensiva, donde el juego coral alcanzó su máxima expresión, y las cordobesas consiguieron marcharse a vestuarios con una renta de 28-23.

Esa inercia se mantuvo tras el descanso, sustentada, como se ha dicho, en un sobresaliente juego de equipo. De hecho, todas las jugadores anotaron al menos una canasta, con especial hincapié en Ana Rodríguez y Sandra Borrego (ambas con 8 puntos) al tiempo que la malagueña Paula Moreno (17 puntos) se erigía en verso libre de las visitantes. Pero su impecable racha anotadora no impidió que el parcial siguiera aumentando para el Dobuss, estableciendo otros cuatro de renta al término del tercer cuarto.

La ventaja parecía importante, pero nunca hay que relajarse, y eso lo vivió en sus propias el carnes el conjunto cordobés, que tuvo que sufrir al final para sumar la victoria. El Alhaurín dio el todo por el todo y se llevó su único parcial del encuentro, que se resolvió por 7-12, aunque acabaría siendo insuficiente para la remontada. De este modo, el triunfo quedó en suelo cordobés por un ajustado 52-48.

Etiquetas
stats