Dimas Carrasco: “Si somos autoexigentes estaremos más cerca de pelear por el ascenso”

Dimas Carrasco, en la sala de prensa del Ciudad de Lucena | CIUDAD DE LUCENA

Tiene un reto pero no tanto la obligación de asumirlo. Después de cerrar un gran curso la intención desde el banquillo es repetir e incluso alcanzar la meta final. Pero el club no lo plantea como objetivo, es más la ambición de quienes conforman el vestuario de un equipo que aspira a lograr el salto de categoría -que ya no es a Segunda B tras el cambio competitivo por parte de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)-. Con ese deseo afronta el Ciudad de Lucena la extraña temporada 2020-21, que lo es por la variación de formato, en el Grupo X de Tercera. La campaña arranca en apenas unos días, en el caso de los celestes el domingo a las 18:00 ante el Sevilla C, y su técnico, Dimas Carrasco, deja clara cuál es la mentalidad tanto suya como de la plantilla.

Ante la nueva campaña, el preparador astigitano recuerda para empezar que "este proyecto deportivo no es a corto plazo". Por aquello de la exigencia. "Lo que pasa es que el año pasado se hicieron las cosas tan bien desde el principio que llegaron los resultados muy pronto y nos plantamos a 30 minutos de estar en Segunda B", explica Dimas Carrasco. "Se pusieron unos cimientos muy buenos para asaltar la categoría de bronce. Si no es este año, que creo que vamos a estar ahí, los años venideros", añade en este sentido. Debe ser después de un período de preparación bastante difícil, poco normal en cierto modo debido a las circunstancias generadas por el Covid-19. "Ha sido una pretemporada compleja, ya que es cierto que jugadores que habían renovado con nosotros han podido competir en el play off exprés, pero había otros que llevaban seis meses sin competir ni entrenar", expone.

En relación a los distintos estados de forma, el técnico celeste señala que "eso ha hecho que condicione la preparación física, la forma de hacer la pretemporada a nivel táctico y físico". "Hemos tenido muchos problemas musculares, pero es cierto que asumimos tener una plantilla corta", continúa para apuntar que "en líneas generales se ha hecho una gran pretemporada". "Hemos podido dar con la tecla y la plantilla ha dado un salto de calidad con respecto al año pasado, asimilando los conceptos muy rápido", comenta. Con todo, Dimas Carrasco recuerda que "al final para los jugadores lo que gusta es competir". "Empieza ese gusanillo que tanto nos gusta a todos y esperemos que sea el inicio de un buen año competitivo para todos y que termine de la mejor manera posible", agrega.

Preparado como se muestra el entrenador del Ciudad de Lucena para otro curso, es el turno de hablar de la meta marcada para el mismo. Al respecto, afirma que "el club no marca un objetivo para hacer este año", lo cual no significa que en el vestuario haya uno muy claro. "Yo les digo a mis jugadores que tenemos que ir creciendo día a día. Si somos autoexigentes estaremos más cerca de pelear por el ascenso. Si el año pasado estuvimos cerca de Segunda B, éste tenemos que conseguirlo", asevera -si bien el ascenso sería a Segunda RFEF-. Si bien la situación es diferente, porque la competición cambia de manera drástica. "El nuevo formato altera lo que llevamos años viviendo, pero es lo que toca", dice acerca de este asunto, que no ha de ser excusa. "Tenemos que ser consecuentes y pelear cada partido como si fuera una final, porque ahora tienes muy poco margen de error", indica para concluir.

Etiquetas
Publicado el
13 de octubre de 2020 - 07:50 h