Un derbi cordobés a orillas del Adriático

Los tres cordobeses antes del encuentro

La pasión por el deporte no tiene límites. Ni fronteras. A unos 2.600 kilómetros (en carretera) de su ciudad natal, tres cordobeses han vivido un encuentro especial. Un derbi de fútbol sala entre califales en pleno sur de Italia. La ciudad de Barletta, en la región de Apulia, cuenta con unos 95.000 habitantes (ni un tercio de la densidad demográfica de Córdoba) y fue la que albergó el partido. No obstante, la provincia Barletta-Andria-Trani -donde se encuentran las localidades de ambos conjuntos- tiene cerca de 400.000. Y al menos tres de ellos, son naturales de la ciudad califal.

Antonio Añoño Garrote juega en el ASD Barletta, mientras que Christian Ortiz y David Sánchez Boyos militan en el Futsal Bisceglie 1990. Entre las sedes de ambos clubes, a orillas del mar Adriático, hay una distancia de apenas 23 kilómetros. Una apasionante rivalidad entre dos conjuntos de la misma provincia, y que el pasado sábado acogió un derbi especial con el enfrentamiento entre estos tres cordobeses.

El partido, según afirmaba Garrote en los días previos, se avecinaba complicado para los locales. El Futsal Bisceglie 1990 era el gran favorito, pues el curso anterior se quedó a un solo punto de ganar la Serie A2 y ascender a Primera División. No obstante, el Barletta, del cual el cordobés es la gran estrella, sigue demostrando un afán de superación impresionante. Terminaron llevándose el triunfo por 5-3 (Garrote firmó dos goles), y a día de hoy marchan cuartos y en zona de play off. Lo más sorprendente es el progreso meteórico del modesto club, pues la campaña anterior consiguieron hacerse con la Serie B y ascencer a Segunda División.

El jugador de 31 años vive, desde hace un par de temporadas, el sueño de ser profesional del fútbol sala en el país transalpino. En Córdoba comenzó a dar sus primeros toques al balón en el barrio de La Fuensanta. De ahí pasaría a militar en clubes como el AD Belmonte, Lui Moda, Bujalance, Villafranca, Peñarroya o Santaella, hasta que decidió marcharse al Caen Gueriniere, de la Segunda División francesa. Un auténtico trotamundos que ahora parece haber encontrado su sitio en Italia. En poco más de dos años se ha convertido en el máximo anotador de la historia del club, con más de 80 goles en unos 57 partidos. Un cordobesista que ha llevados los colores blanquiverdes hasta un pequeño pueblo de la costa jónica.

Christian Ortiz comenzó su andadura en el fútbol sala de la mano de Juan Moreno en el CD Modas Levante, con el que llegó a ser Campeón de Andalucía y cuarto de España. A la postre pasaría por otros conjuntos como el Adecor, Aquasierra, Ategua y Jumilla, con el que logró el ascenso a la Primera División del fútbol sala español. Actualmente cumple su tercer año en el ASD Futsal Bisceglie 1990, con el que también consiguió subir a la máxima categoría en la campaña de su fichaje. Por último, David Sánchez Boyos es otro archiconocido del fútbol sala cordobés. El menciano, formado en las categorías inferiores del Córdoba, es otra de las estrellas del equipo de Bisceglie, en el que ha mostrado su experiencia forjada en clubes como el CD FS Ategua.

El destino ha vuelto a unirles una temporada más, para celebrar, lejos de su tierra, este particular derbi. Puro talento cordobés brillando al sur de Italia.

Etiquetas
stats