El Córdoba hunde al Racing tras imponerse por 1-3

.
Los hombres de Berges, con el mismo once de partida que en las dos últimas semanas, suma tres puntos en El Sardinero ante un antagonista que acabó jugando con ocho hombres

Tres de tres con las mismas tres (alineaciones). El conjunto blanquiverde, en esta ocasión de salmorejo, ha conseguido tres puntos en un campo donde nunca pudo probar bocado antaño. Los de Berges, que acabaron imponiéndose por tres goles a uno en El Sardinero, practicaron un partido más arrítmico aunque efectivo. El equipo cordobesista, que fue fiel testigo de una de las actuaciones arbitrales más controvertidas de los últimos tiempos en tierras cántabras, mantuvo la incertidumbre hasta casi el final del partido frente a un rival que acabó jugando con ocho hombres. Y es que los de Berges, pese ha haber gozado de superioridad numérica en buena parte de la contienda, parecieron no poder ganar por minutos.

La primera mitad, con equilibrio de efectivos sobre el campo, dejó varias acciones donde los locales no ejercían de colista. Dorca, desde la frontal del área, chutó con intención para advertir a un Alberto atento que tuvo que revalidar su liderazgo en la competición (el Córdoba es el equipo que menos goles ha recibido en la Liga) echando a córner un disparo cruzado de Jairo.

Con un Córdoba arrítmico, Gullón, de cabeza y tras saque de córner golpeado por Ferreiro, voló para cabecear con acierto desde el mismo punto de penalti y batir así al capitán cordobesista.

No duró mucho la alegría en el estadio cántabro con una afición que ya creía comenzar la escalada, apenas diez minutos después, en una falta que nadie imaginó que acabara en la red, dada la distancia (más de treinta metros) Abel Gómez sorprendió con un potente lanzamiento haciendo el gol del empate. Mario Fernández, que pudo blocar, colaboró en el que balón cruzara la línea.

De nuevo con las tablas, el equipo racinguista, lejos de aminorar su marcha, intentó tomar las riendas del encuentro, pero el Córdoba con un Rennella más peligroso en acciones de cabeza también presentaba sus credenciales. Juanmi pudo marcar, pero se topó con Alberto, que despejó un lanzamiento que pudo entrar.

La primera mitad concluyó con una mala noticia para el lateral Cristian, que sumó su quinta amonestación de la temporada y que se perderá el partido ante el Lugo.

En la reanundación, con un Córdoba sin acabar de engrasar su maquinaria, los de Berges, con algo de fortuna, en apenas diez minutos se enfrentaban ya a un conjunto con nueve efectivos, y todo después de haber desaprovechado una buena ocasión en el primer minuto tras el descanso.

La acción más destacada de los locales partió de un contraataque donde el joven Jairo consiguió acercar al área un esférico que entre el guardameta catalán y el central motrileño pudieron sacar.

Con cierto equilibrio sobre el césped, emergió la figura del siempre cuestionado árbitro balear Sureda Cuenca, que lejos de ejercer como hombre de paz quiso dirigir una guerra futbolística inexistente donde perdió el de casa.

En apenas cuatro minutos, el colegiado dejó al Rácing sin Francis ni Juanmi, a ambos, por dobles amarillas demasiado rigurosas. El colista, sin delanteros tras la reordenación de filas (entró Rochela por Quini) y con un rival claramente superior en efectivos, en cambio, no bajó los brazos. Con mucho empeño e incluso desarrollando peligro, el Rancing puso incluso el miedo en el cuerpo del cordobesista, aunque todo quedó diluido por motivos obvios.

A los quince minutos de la reanudación, Rennella volvió a dejar un cabezado de calidad para que su antagonista, el meta Mario Fernández, se luciera evitando la ocasión. Apenas dos minutos después, el guardamete, que parecía infranqueable, frenó un buen disparo por bajo de López Silva.

El Córdoba, con un Pedro enrachado consiguió superar la barrera del empate gracias a un gol del centrocampista. El Córdoba, que no supo bascular, se empeño en dejar caer la bola por la banda zocata, sin aprovechar la superioridad por la banda contraria.

Dubarbier, ejerciendo como puñal y Pedro, más incisivo por el otro costado, llevaron peligro al área racinguista, aunque el ejercicio del equipo no denotaba contundencia. Así, el rival, ante la falta de efectividad cordobesista, apostó por quemar sus naves con hombres veloces para intentar la heroica. En esas, Koné pueso a prueba al cuadro de Berges, que reaccionó ya de manera tardía gracias a otra, y ya van nosecuantas, genialidad de López Silva. El Córdoba suma tres puntos importantísimos que le dejan en la mejor zona de la tabla de la temporada. Tres de tres.

FICHA 1-3

RACING DE SANTANDER: Mario Fernández, Francis, Yuste, Bocanegra, Tiago Pinto, Ferreiro, Marcos Gullón, Dorca (Koné, minuto 65), Jairo (Luque, minuto 65), Juanmi y Quini (Rochela, minuto 53).

CÓRDOBA CF: Alberto García, Cristian, Kiko (López Silva, minuto 63), Armando, Fuentes, López Garai, Pedro, Abel Gómez, Dubarbier, Fede (Caballero, minuto 72) y Rennella (Joselu, 85).

GOLES: 1-0, Marcos Gullón (minuto 17); 1-1, Abel Gómez (minuto 28); 1-2; Pedro (minuto 63); y 1-3, López Silva (minuto 95).

ÁRBITRO: Sureda Cuenca (balear). Amonestó a Juanmi (doble amarilla), Francis (doble amarilla), Dorca (roja directa), Bocanegra, Luque, Koné, Tiago Pinto, Cristian García y Dubarbier.

INCIDENCIAS: Vigésimo tercera jornada del campeonato regular. Estadio de El Sardinero. Alrededor de 4.000 aficionados.

Etiquetas
stats