Willy Ledesma, con las miras puestas en Segunda División

Lance del encuentro entre Vélez CF y Córdoba CF

Una vez finalizada la ilusionante temporada del Córdoba CF en el Grupo IV de Segunda RFEF, llega el momento de hacer balance y evaluar las cifras cosechadas por la escuadra dirigida por Germán Crespo. El mejor local, el mejor visitante, invicto en El Arcángel, el más goleador y con dos de sus jugadores en la lucha por el pichichi: Antonio Casas y Willy Ledesma. Precisamente este último fue el encargado de anotar el segundo tanto blanquiverde en su visita a Vélez-Málaga, en el último duelo de la temporada para los califas. Un encuentro que, según el propio Willy, fue “en la línea de lo visto todo el año”. “Nos faltaba ganar en césped artificial y hoy lo hemos hecho”, ha recordado el ariete, haciendo así énfasis en los grandes números del equipo.

Lo cierto es que, pese a lograr el ascenso con cuatro jornadas de antelación, el Córdoba CF no se ha relajado ni un solo instante y ha logrado vencer en tres de esos cuatro duelos, dando así “la máxima profesionalidad a la liga”, tal y como ha afirmado Ledesma. Además, con la sanción por acumulación de tarjetas de Antonio Casas, Willy aún tenía opciones de pelear por el galardón de máximo anotador. “Siempre tienes ganas de marcar”, ha reconocido el atacante, que sin embargo ha querido quitar el foco de las distinciones individuales, y se ha centrado en que “el equipo ha trabajado por llevarse los tres puntos, y estoy contento y feliz por ello. Somos de los que más puntos hemos hecho fuera de casa, no hemos perdido ni un partido en casa, y eso es de admirar”. También ha destacado su asociación con Luismi, una pareja que se entiende “bien” y que juega “para el equipo”, de manera que “si sale el resultado, bien, y sino, a seguir trabajando”.

Por otro lado, haciendo una valoración de la temporada en general, el torremejiense ha reconocido que ha sido “un año de ensueño”, ya que se trataba de un momento en el que “tenía que tomar una decisión, y tomé la decisión correcta de quedarme aquí y disfrutar”. “Son los años en los que hay que disfrutar al máximo, y yo lo he disfrutado como el que más, por lo que muy feliz y muy contento”, ha confesado, a la vez que ya pone las miras en la próxima temporada en Primera RFEF: “vine al Córdoba para ascender a Segunda División, y lo voy a intentar al máximo porque el año que viene lo vamos a intentar como el que más, y ojalá pueda ser”.

Pese a ello, el equipo aún debe “tener los pies en el suelo y trabajar”, ya que la próxima campaña en la tercera categoría del fútbol español no será sencilla, con rivales de gran renombre y un gran salto de calidad en todos los sentidos. “Es verdad que hay una base fuerte en el equipo, que ha demostrado muchas cosas, pero hay que seguir demostrándolas porque hemos subido a una categoría que va a ser muy difícil”, ha declarado, aunque también se ha mostrado confiado de que “lo vamos a demostrar. Creo que estamos capacitados para ello y que lo vamos a hacer”.

Pero antes de eso, la plantilla se dará un merecido descanso. “Es verdad que no hemos tenido una de esas temporadas en las que te maltratas psicológicamente, por decirlo de alguna manera. Hemos tenido una temporada en la que todo era ganar, hacerlo todo bien, disfrutar en el campo y jugar bien, y eso se nota”, ha indicado el ariete. Por último, también ha querido alabar al cordobesismo, ya que ha sido una “afición que ha estado apoyándonos desde el minuto uno. Hemos ido a todos los campos y se ha escuchado el himno del Córdoba, y eso es de admirar y para estar orgulloso de ellos”.

Etiquetas
stats