Córdoba CF

La cúspide como rutina

Córdoba CF - CF Fuenlabrada

0

Maneras de líder. Un año natural ha cumplido el Córdoba CF al frente de la clasificación. Sí, en dos categorías distintas, aunque prolongando una racha imbatible desde la llegada de Germán Crespo. De Segunda a Primera RFEF. Nadie puede con los blanquiverdes, que volvieron a sumar de tres en su segunda cita de la temporada en El Arcángel. Un choque sin menos brillo pero igualmente efectivo ante un Fuenlabrada desactivado e incapaz de generar peligro a la portería califa.

Si estás en buena racha, atrévete. El desparpajo va en los últimos tiempos de la mano de un conjunto califa valiente, vertical y, sobre todo, eficaz. Un aura de invencible se ha instalado a orillas del Guadalquivir, y eso hace que cada contienda en el feudo ribereño sea absolutamente propicia para el cuadro local, que siempre salta al césped con la meta fijada en su mirada. Así, fueron los de Germán Crespo los que se apuntaron el primer disparo del choque. A los dos minutos de partido, Javi Flores probó fortuna desde fuera del área para desatar los primeros nervios en la zaga fuenlabreña. Escaso peligro, pero el aviso estaba ahí.

Sea como sea, lo cierto es que los primeros minutos desembocaron en un arranque equilibrado y, en cierto modo, de poco juego, ya que se produjeron bastantes interrupciones a base de faltas por parte de ambos conjuntos. Pero de cara a puerta era el Córdoba CF el que ofrecía más, pues la siguiente acción más peligrosa llevó la firma de Kike Márquez con un potente disparo raso despejado por la defensa visitante. Eso sí, éstos también gozan de mucho talento en sus filas, y dispusieron un plan para tumbar el dominio califa, y el mismo pasaba por impedirles circular desde atrás, sello ineludible de Crespo.

La presión alta de los madrileños se tradujo en balones en largo y en pérdidas de la defensa local. Precisamente tras una de ellas llegaría la mejor del Fuenlabrada en todo el primer tiempo, pues de ahí surgió un pase filtrado a la espalda de la defensa que remató Diame. No obstante, estuvo muy atento Marín para salir rápido y dejar sin espacio al jugador para tener un remate cómodo. Los minutos transcurrían con intercambios de golpes y muy pocas oportunidades reales de gol.

A los 20’ de partido fue el Fuenlabrada el que estuvo a punto de inaugurar el luminoso, con un remate de Cubero que se estrelló en el larguero de la portería cordobesa. Pero esto va, en definitiva, de acertar entre las mallas y, en esas, fueron los blanquiverdes los que estuvieron más atinados, mediante una contra en la que Casas la puso en el área pequeña y, tras un rechace de Pol Freixanet, apareció Simo para rematar a placer. El gol dio aún más alas a un Córdoba CF más vertical y que buscaba la portería constantemente. Mucho protagonismo por las bandas por parte de Carracedo y Simo, buscando ampliar la renta. No obstante, el luminoso no volvió a moverse y los dos planteles fijaron el camino al túnel de vestuarios.

Los blanquiverdes volvieron a ser protagonistas también en la reanudación. Y de nuevo, con el peligro por los costados, ya que la puesta en escena trajo un contragolpe veloz de Simo que impactó un disparo raso a portería, aunque éste fue atajado por bajo por Pol. Con todo, lo cierto es que el juego bajó notablemente en intensidad. El ritmo era más pausado y prácticamente no se producían acercamientos. De hecho, el segundo del Córdoba iba a llegar en una acción completamente inesperada. Un centro por la derecha de Kike Márquez que parecía que iba a llegar sin peligro a las manos del guardameta visitante, aunque una mala acción de éste hizo que el esférico se colara entre los tres palos. Sorpresa y de nuevo a celebrar. El 2-0 destensó por completo ya el partido. Bajó aún más el ritmo y el juego pasó a tener un protagonismo casi total en el centro del campo. 

Así, los cambios sí que propiciaron una mayor intensidad en el tramo final, principalmente con ocasiones para Cedric Teguia y Benito, que trataron sin fortuna de inaugurar su registro y sentenciar definitivamente el choque. El que sí lo encontró fue Diarra, que logró acertar con un gran remate tras un centro perfecto de falta botada por De las Cuevas. Otros tres puntos y el liderato se mantiene en El Arcángel. 20 triunfos consecutivos. Dos en el arranque de la Primera Federación. Y el ritmo no cesa para un Córdoba CF que ha hecho de la cúspide su mayor rutina.

Etiquetas
stats