El Cajasur CBM supera al Ángel Ximénez en un estreno compartido

Plantilla del Cajasur CBM tras el duelo con el Ángel Ximénez Avia.

Se trataba de un encuentro de preparación pero no dejaba de resultar interesante. En la pista se medían dos de los máximos representantes de Córdoba en el panorama del balonmano español. El pabellón Alcalde Miguel Salas fue el escenario de un choque provincial que concluyó con sorpresa en el marcador. Más que nada porque la victoria se la llevó el equipo de inferior categoría. Fue el Cajasur Córdoba Balonmano (CBM) el que dio el golpe ante el Ángel Ximénez Avia, al que superó por 27-29 con motivo de su Trofeo de Feria. La contienda disputada el jueves fue la primera del verano para las dos escuadras. El conjunto granate afronta este viernes su segundo partido ante el Conservas Alsur Antequera dentro de la Copa de Andalucía.

El duelo reunió para uno y otro conjunto las características propias de un encuentro de pretemporada. Ambos equipos cometieron bastantes fallos en el lanzamiento y dejaron notar la carga física acumulada en los entrenamientos. Fue así cómo se mantuvo en equilibro la balanza durante el primer cuarto de hora, en el que la igualdad entre los de Jesús Escribano y Paco Bustos fue notable. Ocurrió hasta que los granates lograron romper el marcador con dos goles de ventaja. Pero el Ángel Ximénez Avia reaccionó y se marchó al descanso por delante en el electrónico (14-13).

Los pontanos salieron mucho más enchufados tras el paso por vestuarios, pero el Cajasur CBM no se dio por vencido en ningún momento. Así, el equipo de Escribano consiguió controlar un tanteador que marcaba diferencias mínimas. Los numerosos cambios en ambos equipos también se hicieron notar y acabaron por favorecer al cuadro granate, que aprovechó las pérdidas de balones para salir al contraataque y, sobre todo, el ataque estático para jugar con Filipe Martins. El portugués resultó desequilibrante en el tramo final del partido.

Así, el marcador se abrió hasta cerrar con un 27-29 para el Cajasur CBM. El encuentro sirvió para que asistir al estreno de sus fichajes. Mientras, los granates terminaron con buen sabor de boca en cuanto al juego colectivo y algunas actuaciones individuales, como la del propio Filipe. En el bando local destacaron, por cierto, David Estepa, Juan Castro y Javi García. Sí hubo una nota negativa para el cuadro de la capital y ésta fue la lesión de Ricardo Amérigo, que habrá de estar varios días de reposo con una afección en la córnea.

También resultó negativo el desenlace del encuentro, que incluyó una tangana entre el entrenador del Cajasur CBM, Jesús Escribano, y Juan Castro, jugador del Ángel Ximénez Avia. El episodio se produjo después de que el pontano golpeara con el codo a Aitor, motivo por el que el preparador granate se encaró con el rival y vio la roja. Un hecho éste por el que enseguida se disculpó el técnico. "Estuvo muy feo y ya pedí perdón por lo sucedido", afirmó.

Etiquetas
stats