El Deza CBM mantiene el pleno y accede a la final de la Copa de Andalucía

El Deza CBM celebra su pase a la final de la Copa de Andalucía

Cara y cruz. Más que nunca, si bien con matices. Porque un resultado no tiene mayor trascendencia, por el tópico aquel de que los resultados no importan en estas fechas, y el otro, sin embargo, supone un hito. Otro acontecimiento memorable para el segundo de los principales equipos de la entidad, que vive, sin duda, una gran etapa dentro de su corta trayectoria. El marcador positivo es el obtenido por el Deza, sénior femenino del Córdoba BM (CBM). Básicamente porque el conjunto dirigido por Mario Ortiz vence al Roquetas (25-24) para mantener su pleno de triunfos en pretemporada y conseguir la clasificación para la final de la Copa de Andalucía femenina. Mientras, el tanteador negativo -o menos bueno al no haber nada en juego- es el sufrido por Cajasur en un nuevo amistoso, esta vez ante el Trops Málaga (25-30).

El pabellón de Las Margaritas acogió este domingo el segundo partido de la Copa de Andalucía para el Deza CBM, que tenía la oportunidad de alcanzar el choque por el título en su primera comparecencia en el torneo. Para ello debía superar al Roquetas, uno de sus rivales esta campaña en su incursión en División de Honor Plata. La tarea era realmente complicada, tal y como quedó reflejado en el primer acto del encuentro. Después de un inicio igualado, el equipo dirigido por Mario Ortiz comenzó a verde por debajo en el tanteador cada vez de manera más clara. La diferencia a favor del cuadro almeriense llegó a los cuatro tantos, una distancia que se comprobó, por ejemplo, en el minuto 20 (7-11). Si bien no fue en demasía, el conjunto granate logró recortar la renta visitante antes del descanso (10-13).

Todo cambió tras el paso por vestuarios, aunque no ocurrió de buenas a primeras sino con un pausado pero firme crecimiento del Deza CBM en la contienda. La escuadra cordobesa entró definitivamente al choque al mantener una alternancia en el marcador de un gol menos que su rival, una dinámica que se vio rota poco antes de entrar en los últimos diez minutos de encuentro (18-20). A partir de ahí, el cuadro granate controló la situación para llevar el duelo a su terreno. Equilibró la balanza en el 54 (22-22) y en ese instante fue a por todas. A poco más de uno y medio para el sonido de la bocina, las de Mario Ortiz pudieron gozar de una ventaja de dos (24-22) y después supieron manejar cada circunstancia para terminar de llevarse un ajustado pero enorme triunfo (25-24).

Ahora, después de derrotar a dos adversarios de Plata como el Universidad de Granada (30-32) y el propio Roquetas, aguarda un rival de máxima categoría. El Costa del Sol Málaga es el último escollo del Deza CBM para obtener el cetro autonómico, lo que sería otro hecho histórico en un 2021 inolvidable para el equipo. Ambos equipos se miden el próximo domingo, precisamente, en Roquetas de Mar. Por el momento, el conjunto granate salda con victorias todos sus partidos de preparación, ya que antes de las contiendas más recientes se impuso al Soliss Pozuelo de Calatrava, otro rival de Plata (26-25). De esta forma, encara su importante desafío no sólo a rendimiento pleno sino con la moral muy alta.

Derrota del Cajasur CBM ante el Trops Málaga

Un día antes del duelo del Deza con el Roquetas, el pabellón de Las Margaritas fue el escenario de nuevo amistoso del principal conjunto del club. Éste no es otro que el Cajasur, que encara su tercera campaña consecutiva en División de Honor Plata pero masculina. La escuadra cordobesa se enfrentó el sábado a un adversario conocido y que lo va a ser en la 2021-22 dentro de la segunda categoría nacional. Recibió en esta ocasión al Trops Málaga, que fue capaz de sorprender en un partido que quizá no fue el mejor del equipo dirigido por Jesús Escribano. Porque ya al cuarto de hora cedía el cuadro granate de seis goles (4-10). Aunque después supo recomponerse para hacer más llevadera la renta contraria. Sea como fuere, el descanso llegó con una diferencia favorable para el conjunto de la Costa del Sol de cuatro dianas (12-16). Tocaba luchar contra el marcador, pero primero contra sí mismo para mejorar dentro del partido.

Pero el guion no varió demasiado después de pasar por vestuarios y el Trops Málaga mostró una gran capacidad de mantener el control del choque. Bien es cierto que el Cajasur CBM procuró dar la vuelta al duelo, y con ello al tanteador, pero no menos que su adversario consiguió establecer una frontera que se hizo muy difícil cruzar. Al final, el conjunto granate cayó por 25-30. Aun así, lo importante es que el equipo tiene buen margen de mejora para encarar con garantías su tercer curso consecutivo en Plata. Su evolución la va a probar nuevamente el próximo viernes en Fátima ante el Bolaños.

Etiquetas
Publicado el
29 de agosto de 2021 - 14:40 h