El balonmano cordobés, una montaña rusa de emociones

Jugadores del Ángel Ximénez celebran un triunfo

Todo o nada tras una primera vuelta donde los vaivenes han estado como principales protagonistas. El deporte en Córdoba siempre ha estado muy bien apoyado por una gran afición y por unos clubes que intentan llevar su particular disciplina a lo más alto, aunque el camino hasta llegar a esto siempre cuesta mucho esfuerzo y trabajo. Dentro del mundo del balonmano, tanto la capital como la provincia califal está muy bien representada en las máximas categorías de este deporte a nivel nacional, siendo uno de ellos un auténtico referente en el territorio andaluz, aunque la primera parte de la temporada no ha sido tal y como esperaba, siendo la irregularidad la tónica predominante. Por su parte, los planteles ubicados en División de Honor Plata tampoco han tenido el mejor tramo antes del parón invernal, aunque uno de ellos sí que estará peleando hasta el final por ascender a la Liga Guerreras Iberdrola.

De más a menos el Ángel Ximénez

A pesar de comenzar el año con tres victorias consecutivas que le alzaron como primer clasificado de la Liga Sacyr Asobal, el Ángel Ximénez de Puente Genil ha dado un paso hacia atrás en su camino por estar instaurado entre los ocho primeros. El cuadro dirigido por Paco Bustos ha ganado únicamente dos encuentros de los últimos nueve, contando el resto por derrotas. Una racha negativa que le ha hecho ocupar el décimo puesto de la máxima categoría de este deporte a nivel nacional, estando a únicamente tres puestos del antepenúltimo clasificado, el Abanca Ademar León. Aun así, el potencial que tiene el conjunto pontano es bestial, siendo probable que mejore su dinámica a lo largo de la segunda vuelta, aunque los resultados cosechados hasta la fecha obliga a esta plantilla a no fallar a partir del próximo año.

Sensaciones contrapuestas para Itea Córdoba y Deza CBM

Por un lado, La Fuensanta no quiere perder el balonmano de élite. Tras descender desde la Liga Guerreras Iberdrola en la última jugada del último partido, el Itea Córdoba -anteriormente denominado como Balonmano Adesal- ha comenzado su andadura particular en División de Honor Plata Femenina con la intención de retornar lo antes posible a la máxima categoría de este deporte a nivel nacional. Para ello, el cuadro dirigido por Rafa Moreno ha completado una primera vuelta notable, manchada por esa última doble derrota y los partidos suspendidos por Covid-19 que le han hecho caer hasta la cuarta posición en la tabla clasificatoria. Sin embargo, la segunda parte de la temporada debe ser la definitiva para que el conjunto fuensantino se consolide en las tres primeras plazas del Grupo D y luche por ese ansiado ascenso.

Mientras tanto, el Deza CBM no está teniendo su mejor debut en División de Honor Plata Femenina. El cuadro granate disputa su primera temporada en la segunda máxima categoría de este deporte a nivel nacional y ha cerrado la primera vuelta con únicamente dos victorias, un empate y once derrotas, lo que le lleva a ocupar la penúltima posición de la tabla clasificatoria del Grupo D, aunque aún sigue a tres puntos del Club Balonmano Getasur, undécimo clasificado. Por ello, la lucha aún no ha terminado y el conjunto dirigido por Mario Ortiz deberá resarcirse en la segunda parte de la temporada para así intentar mantener la categoría.

¿Posible punto de inflexión del Cajasur CBM?

Por su parte, la sección masculina del club granate, ya asentada por el momento en División de Honor Plata Masculino y que estuvo a solo un paso de ascender a la Liga Sacyr Asobal a lo largo de la pasada temporada, tampoco está cosechando los mejores resultados posibles. La actual campaña regular del Cajasur CBM ha sido una auténtica montaña rusa. Después de conseguir una única victoria en las ocho primeras jornadas, el conjunto dirigido por Jesús Escribano parecía condenado a luchar por la permanencia, pero la calidad que atesora este plantel sobresalió una vez más, logrando encadenar tres citas sin conocer la derrota y saliendo de las posiciones de descenso. Por ello, este posible punto de inflexión le puede permitir luchar por la zona media del Grupo B, estando a únicamente dos puntos del quinto clasificado.

Etiquetas
stats