Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El Adesal muestra su garra y luchará por el ascenso a la Liga Guerreras Iberdrola

Lance del partido entre el Adesal - Lanzarote

Jesús Ventura

0

Historia del deporte cordobés, no porque se haya conseguido aún nada, más allá de ese ascenso de manera directa a División de Honor Plata Femenina con pleno de victorias, sino que el Adesal Córdoba quiere seguir soñando. A pesar de que hace unas semanas no se aseguraba su continuidad, las de Rafa Moreno han vuelto a demostrar su garra, su coraje, su calidad y todo su potencial en una Fuensanta a reventar, ilusionada con un equipo que seguirá luchando por el ascenso a la Liga Guerreras Iberdrola. Aunque esto no debería ser una gesta memorable y recordada por los tiempos, el conjunto califal va a luchar en la última fase por una doble promoción, cosa impensable para la mayoría de equipos que actualmente compiten en la tercera máxima categoría del balonmano femenino.

Y es que la contienda aumentó de intensidad después de saberse que el Helvetia Anaitasuna dejó de estar en la pelea después de perder ante el Mislata en el primer duelo de la mañana en la Instalación Deportiva Municipal (IDM) de la Fuensanta. Por tanto, al Adesal se le abrió un abanico de posibilidades donde la victoria era primordial, pero también le bastaba un empate en el último duelo de la Fase de Campeones de la División de Honor Plata frente al Lanzarote Puerto del Carmen, un equipo que no sabía lo que era puntuar en esta promoción disputada en Córdoba. Gracias a esto, el conjunto cordobés tenía un camino muy marcado, aunque no quiso especular, dominando el partido desde el primer minuto.

De hecho, las chicas dirigidas por Rafa Moreno impusieron un ritmo demoledor ante un Lanzarote Puerto del Carmen que no se jugaba nada en este último partido, por lo que la tensión competitiva brilló por su ausencia, sobre todo en unos primeros instantes donde el Adesal marcó la diferencia. Y es que el cuadro de la Fuensanta logró una distancia considerable en el marcador, que la fue consolidando conforme los minutos iban pasando hasta que al descanso se mantenía una victoria momentánea de siete goles.

Y la tónica no cambió en exceso a lo largo de la segunda mitad, donde el Adesal se limitó únicamente a mantener el ritmo que imponía un Lanzarote Puerto del Carmen que no era capaz de recortar la ventaja local. Hasta que en el IDM de la Fuensanta sonó la bocina, aquel ruido que a veces piensas que es mejor no escuchar, pero esta vez era diferente. Las de Rafa Moreno se han sobrepuesto a todas las dificultades y han conseguido llegar a la última fase de ascenso a la Liga Guerreras Iberdrolas, optando a una doble promoción en una única temporada. El grito al cielo, demostrando que no solo están vivas, sino que quieren todo. Quieren devolver a la capital a la máxima categoría del balonmano femenino.

Etiquetas
stats