Alba Sánchez, en el club de los 100 de la Liga Iberdrola

.

Ya es centenaria. La cordobesa Alba Sánchez dio un pasito más en su trayectoria como deportista, logrando entrar en el selecto grupo de jugadoras con 100 encuentros disputados en la Liga Guerreras Iberdrola, la máxima competición del balonmano femenino español. Se dice pronto, pero ello supone una regularidad notoria para la central forjada, como otros muchos talentos, en el Balonmano Adesal. En efecto, fue en el duelo ante el Uneatlántico Pereda cuando Sánchez consiguió alcanzar el centenar de partidos, formando parte del BM Zuazo, entidad en la que milita desde el curso 2018-19, después de toda una vida ligada al club de La Fuensanta, con el que tuvo incluso su oportunidad de dar sus primeros pasos en la élite.

Tras varias campañas con el Adesal quedándose a las puertas de la promoción, a Alba Sánchez le llegó la oferta del conjunto vasco, la cual no pudo rechazar e hizo las maletas rumbo a Barakaldo. Y desde entonces se ha erigido como un auténtico referente para el equipo. Apenas 25 años y ya con 100 choques a su espalda, algo que ni ella misma imaginaba hace tan solo unas pocas campañas. “Soy una jugadora que no le gusta ponerse objetivos a largo plazo, sino que soy más de disfrutar el momento”, resalta Sánchez en declaraciones a CORDÓPOLIS, recordando además que “hace unos años estaba en Adesal en División de Honor Plata y ahora ya llevo tres temporadas en División de Honor con Zuazo”, y “creo que nunca se sabe qué te va a deparar el futuro”.

Humildad absoluta, aunque un hito totalmente merecido. Su talento así lo confirma, siendo además de las jugadoras más interesantes de ver en toda la competición. ¿Y de cara a los 200? Como ella misma se ha encargado de recalcar, nada de propósitos a largo plazo. “Como he dicho, me focalizo más en el día a día, y la verdad que mientras el balonmano me siga aportando esa chispa, seguiré sumando los que vengan”, asegura.

Con todo, su sitio ya está, por derecho propio, en la élite. Y a seguir pugnando semana tras semana, pese a todas las circunstancias. “Creo que, a nivel general, está siendo una liga de adaptación para todos los equipos, con la situación del Covid-19, donde la mayoría de jugadoras pasamos más de 5 meses sin competir y ahora a la vuelta tener que adaptarnos a esa nueva normalidad”, lo cual “personalmente se me esta haciendo dura, debido a que me separan muchos kilómetros de mi familia y amigos y amigas, y obviamente existe una preocupación constante”, indica. Además, en lo que respecta al apartado deportivo, explica que “esta temporada no ha empezado como pensábamos”, ya que “nos ha costado adaptarnos y hemos dejado escapar puntos importantes”. Actualmente, el Zuazo marcha en quinta posición del Grupo A con seis puntos. Aún así, su lado optimista subraya que “esto nos va a ayudar a seguir trabajando, subsanar esos errores y que en la segunda vuelta salgamos más fuertes”.

Talento cordobés formado en el Adesal, pero que por circunstancias ha ligado su actual compromiso con el club vasco. Sin embargo, siempre queda esa atracción fuensantina, lo cual ha hecho que no pierda de vista la “evolución”, como ella misma lo define, del equipo de Rafa Moreno. “Creo que al principio les costó adaptarse a la categoría, pero a medida que fue pasando la primera vuelta demostraron que cada vez son más equipo y le pueden hacer frente a cualquiera, y en base a esto creo y espero que la segunda vuelta será diferente”. Asimismo, sobre un posible regreso puntualiza que “desde el día que dejé Adesal, siempre lo he dicho, que para mí siempre será mi casa y de una manera u otra, parte de mí estará allí” y “nunca cerraré esa puerta, pero es verdad que a día de hoy no me lo he planteado porque soy muy feliz en Zuazo”.

Etiquetas
stats