'El Quijote' de Orson Welles, revisado

Una imagen de la película de Welles sobre Don Quijote.
El director de cine sevillano Francisco Campos Barbas imparte en el Palacio de Orive una conferencia sobre la película del realizador norteamericano

El director de cine sevillano Francisco Campos Barbas, que en 2012 realizó la película El Rocío es compartir y que ha sido premiado el pasado año por la comunidad de Castilla-La Mancha como Molinero Universal 2013 por su trayectoria internacional tanto en el cine como en el teatro, imparte este viernes, a las 20.30, en el Palacio de Orive, una conferencia sobre la película El Quijote del realizador norteamericano Orson Welles.

Los motivos de esta invitación por parte de la Casa de Castilla-La Mancha en Córdoba son dobles; por un lado el hecho de que fuera premiado por la Administración castellana y, por otro, la temática elegida, que casa a la perfección con la celebración de las XVII Jornadas Cervantinas en Córdoba. Una película que, por cierto, el autor de Ciudadano Kane tardó 30 años en rodar, por falta de financiación, y no fue hasta después de su muerte, en 1985, cuando se recopiló numeroso material de rodaje distribuido por diferentes partes del mundo y se montó la película en España, de la mano de Jesús Franco. "El resultado es una película bastante deslabazada, pero de enorme interés para el cinéfilo", ha señalado el director, quien para mañana promete un buen número de anécdotas en torno a esta película de culto, que, por desgracia, es muy difícil de localizar para visionarla.

Si Cervantes trasladó a Alonso Quijano hasta el pasado para revivir la época dorada de la Caballería, a través de su genial locura, Welles da una vuelta de tuerca y remite a Don Quijote, interpretado por Francisco Reguera, hasta su futuro, que es la época moderna, donde vive una serie de experiencias, junto a su fiel Sancho Panza (en la piel de Akim Tamiroff), perfectamente reconocibles por los españoles de hoy. Así, por ejemplo, tiene un altercado con varios penitentes durante la Semana Santa en Sevilla al considerarlos como seres malignos o bien en un cine en la que se está proyectando una película subida de tono y al creer que la doncella está siendo maltratada por sus jadeos arremete contra la pantalla y la parte en dos.

La conferencia alude, evidentemente, a la película española, ya que también existe otro montaje surgido a raíz del gran volumen de metraje rodado por Welles, quien estuvo viviendo en Sevilla y en Madrid -y llegó a rodar en Ávila uno de sus mejores películas Campanadas a medianoche con actores ingleses, pero con un equipo técnico español cien por cien-, pero también en otros países, además de su cuna en Wisconsin.

Etiquetas
stats