'Palabra de mujeres': la editorial Cántico apuesta por dar voz a las poetas

Presentación de la nueva colección de poesía.

La editorial cordobesa Cántico ha impulsado una nueva colección, titulada Palabra de mujeres, y que tiene un marcado carácter feminista, representativo en la nómina exclusiva de autoras, y con el que se combinará, a su vez, escritoras consagradas con nuevas voces emergentes.

Según explica Raúl Alonso, gerente de Cántico, este principio de discriminación positiva “tiene un sentido reivindicativo a favor de los valores de la igualdad,” y es la estrategia que editorial llevará a cabo para denunciar “el agravio con que la literatura española ha castigado a las autoras fuera y dentro de nuestro país, como es patente en muchísimas circunstancias”.

En este sentido, Alonso pone algunos ejemplos: “Los principales premios de nuestro país tienen jurados compuestos en su totalidad o en su mayoría por hombres y han sido ganados a lo largo de su historia por una mayoría aplastante de hombres; los principales festivales de poesía son coordinados por hombres y las instituciones artísticas y literarias más importantes como Reales Academias, Fundaciones y Centros Culturales tienen como miembros y/o gerentes a hombres en su mayoría frente a una nómina insignificante de mujeres”.

Frente a todo esto, la editorial ha optado por ir en otra dirección, hacia una sociedad y cultura “donde hombres y mujeres tengan posibilidades reales más igualitarias de proyección social”. De ese deseo nace Palabra de mujeres, una colección que inauguran las escritoras Concha García, Salvadora Drôme, Carmen Pérez y Victoria García.

Vasta sed se titula la obra de Concha García (La Rambla, Córdoba) para esta colección. Se trata, explica la editorial, del libro “más personal e impúdico” de esta autora, ganadora de premios como el Aula Negra de la Universidad de León o el Jaime Gil de Biedma, y que en este título, “vuelve a la poesía erótica de su juventud”, aunque partiendo de su madurez.

Por su parte, Salvadora Drôme (Montélimar, 1963) también bucea en los mecanismos del placer y el género en Cómo decir deseo, una obra que proporciona “una formulación del amor en clave lésbica”, al tiempo que cuestiona “los conceptos tradicionales de identidad, amor y sexualidad”.

En Naufragio, el debut de la autora Victoria García Gómez (Sevilla, 2001), la poesía traza un camino más identitario. Se trata, según Cántico, de un libro de gran madurez literaria escrito por una veinteañera que muestra “una poética poderosa y desembarazada de prejuicios estéticos”.

Y la colección también permite el estreno de Carmen Pérez Cuello (Córdoba, 1999), autora de El sillón, un poemario que “derriba todos los argumentos de aquellos que denuncian una absoluta falta de conciencia social” en la llamada Generación Z.

Etiquetas
stats