Cultura programa un ciclo de música clásica en edificios históricos y que viaja a través de los siglos

Un concierto en La Magdalena | MADERO CUBERO

La Delegación de Cultura del Ayuntamiento y la Asociación Amigos de la Guitarra Clásica Miguel Barberá ha presentado este miércoles el ciclo de conciertos Ecos Dormidos, una iniciativa que mezcla recitales de instrumentos de cuerda en edificios históricos de la ciudad, con la particularidad de que crea una simbiosis temporal entre la música, la historia y la arquitectura.

La actividad, que se desarrolla entre el 15 de enero y el 19 de febrero, ha sido presentada por el teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Córdoba, David Luque, y por el representante de la Asociación Miguel Barberá, Pablo Barón, quiénes han resaltado el carácter internacional del elenco de artistas escogidos para participar en esta primera edición de un ciclo de música un tanto singular. Y su principal singularidad consiste en el maridaje de historia, música y arquitectura, de tal modo que el ciclo hace un recorrido musical por las composiciones de cuerda desde la Edad Media hasta la actualidad y lo encuadra en edificios de la ciudad coetáneos a estos movimientos musicales. Aunque, por las agendas de los artistas que vienen, no se ha podido establecer una programación cronológica, Ecos Dormidos constará de tres conciertos en enero y otros tres en febrero.

El primero de ellos será el martes 15 de enero, abarcará el nacionalismo español de la primera mitad del siglo XX, y consistirá en un concierto de la guitarrista clásica María Esther Guzmán en el Rectorado. A continuación, el sábado 26 será el turno de la guitarra romántica, con un concierto del intérprete y compositor checo Pavel Steidl en la Iglesia de Santa Victoria. Enero culminará con la actuación de los sevillanos Emilio Villalba y Sara Marina en la Iglesia de La Magdalena, a donde llevarán una quincena de instrumentos medievales del siglo XIII, para ponerlos a tocar un repertorio inspirado en la obra del escritor hispano-árabe Abu-I-Walid al-Saqundi.

Febrero arrancará el martes 5 con un concierto de laúd renacentista a cargo del cordobés Juan Antonio Martínez en la Sala Orive; continuará con el recital de guitarra clásica contemporánea de la griega Antigoni Goni en el Centro de Recepción de Visitantes; y tocará a su fin con el periodo barroco en las manos y las cuerdas del alicantino Fernando Espí en la Iglesia de San Agustín.

Todos los conciertos, que se celebran a las 20:30 de manera gratuita hasta completar aforo, estarán precedidos por una pequeña introducción histórica sobre el edificio en el que se celebran y el periodo histórico en el que fue levantado. Barón ha resaltado que ésta es “una manera muy diferente de escuchar la música y de visitar los edificios históricos” de la ciudad, que en los últimos años ha vivido un pequeño auge en el interés por la música antigua (tocada con instrumentos de la época en que se compuso).

A este respecto, David Luque, ha coincidido en que los movimientos tan rápidos a los que está cambiando la música contemporánea quizá “haya empujado a un momento de revisión de la música antigua”, y eso se puede ver tanto en la afluencia a los conciertos de clásica como en el interés por los conservatorios de la ciudad.

Etiquetas
stats