Cine Cercano, la apuesta por recuperar una sala en el centro

Antiguo cine Isabel La Católica | MADERO CUBERO
Un grupo de amantes del cine organizan proyecciones de películas de calidad en el casco histórico para disfrutar del séptimo arte sin tener que coger el coche

La historia de Cine Cercano es la historia de un grupo de amantes del séptimo arte que añoran las salas en el centro de la ciudad y se resisten a tener que coger obligatoriamente el coche para ir a ver una película. Es la historia de unos vecinos aficionados a la cinematografía que, desde 2012, pretenden recuperar alguno de los cines cerrados en el centro y, mientras tanto, organizan ciclos de cine en salas públicas o espacios cedidos como el patio de la Plaza de las Tazas, donde este domingo 6 de julio estrenan su particular cine de verano con la proyección de Le Week-End (Gran Bretaña, 2013).

“Somos nostálgicos del cine que queremos una programación de calidad y no sólo películas de superhéroes, supercatástrofes o supervampiros”, suele decir para explicar su objetivo final uno de los promotores de Cine Cercano, Luis Begara. Quieren una programación de calidad y autogestionar una sala de cine propia, que es su fin último, para el que persiguen sumar socios gestionando de momento ciclos de películas de calidad en salas cedidas.

Con el cierre del cine Alkázar, el cine Lucano o el cine Isabel La Católica, de unos años a esta parte, en Córdoba ir al cine, para la mayoría de los ciudadanos, significa coger el coche. Y contra eso, se ha rebelado Cine Cercano. Se trata de una iniciativa que bebe de la experiencia de proyectos similares que se han puesto en marcha en Mallorca y en pueblos de la comunidad de Madrid como Majadahonda o Las Rozas donde los trabajadores de los cines cerrados han creado cooperativas para autoemplearse y seguir trabajando en las salas de proyección.

“Somos un grupo de nostálgicos del cine”, cuenta Begara. “Somos de una generación que vivimos el cine como algo muy apasionado, como un mundo nuevo, un descubrimiento de todas las verdades” y que ahora no se conforman con la “emigración” del cine al extrarradio de la ciudad ni con la programación comercial que llega hasta Córdoba.

Desde que surgió en Córdoba la idea de este proyecto a finales de 2012, los miembros de Cine Cercano ya han visitado algunos de los cines cerrados, deteriorados por el abandono y el paso del tiempo. Su pretensión es llegar a un acuerdo con los propietarios y pagar un alquiler por la sala para autogestionar su propio cine.

Y para ese reto difícil y complejo a medio plazo, trabajan sumando apoyos, nuevos socios de Cine Cercano, de manera que el público se vaya acercando a ver sus películas, conozcan su proyecto y se unan a él. Un proyecto que no sólo se centra en las proyecciones de películas sino también en toda una serie de actividades culturales paralelas que se mueven entorno al séptimo arte, como charlas y debates acerca de distintos aspectos del mundo del cine.

Mientras tanto, la programación de ciclos de cine que ya hicieran en 2013 tiene ahora una nueva cita en este mes de julio. “Sabemos que es difícil pero es nuestro empeño. Ver cine con ilusión”.

Etiquetas
stats