Ariadna Gil y Belén Cuesta rodarán en Córdoba 'Sin aliento'

Ariadna Gil, a la izquierda, y Belén Cuesta

A finales de octubre comenzará en Córdoba el rodaje de Sin aliento, una coproducción entre Rumania, República Checa y España basada en la novela Cercanías, (Apropierea, 2010) del escritor rumano Marin Malaicu-Hondrari. Dirigida por el cineasta rumano Tudor Giurgiu, el filme estará protagonizado por Ariadna Gil, Belén Cuesta y Luis Bermejo en los personajes españoles.

La película contará la historia de Adrian (interpretado por el actor Mihai Smarandache), poeta que emigra a España en 2002 y que encuentra trabajo como vigilante en un concesionario de coches del polígono de la Torrecilla de Córdoba que lleva Rafael (Luis Bermejo). La vida de Adrian cambia para siempre durante la noche de San Juan cuando conoce a María (Belén Cuesta), la guitarrista de un grupo llamado Tinto Brass Band.

Tanto la novela, que comienza con la frase "el fantasma de un hombre enamorado vaga por Europa tras los pasos de una mujer casada", como el guión adaptado tienen tintes autobiográficos del propio autor, quien vivió en Córdoba entre 2002 y 2007, donde trabajó como guardia, conductor y ayudante de jardinero, aprendiendo el idioma y teniendo contacto con la literatura en español.

La ciudad que relata la novela tiene que ver con la vida de la periferia, con los vikingos del Sector Sur, con los que trataba cuando era guarda del concesionario y vivía en una caravana, y los emigrantes rumanos en la ciudad. También, con las mafias que operaban en la ciudad pero, por encima de todo eso, está su relación con la literatura, que poco tiene que ver con la relación que Córdoba tiene con la poesía y la prosa.

El autor de la novela contactó con la Filmoteca de Andalucía hace dos años para que ayudase a un pequeño equipo de la película a buscar localizaciones en Córdoba. El director de la institución y también poeta Pablo García Casado los acompañó en la tarea y resultó que Malaicu-Hondrari era muy fan del poeta cordobés. Desde entonces son amigos y García Casado ha participado en el festival de poesía que organiza el autor rumano en Bistrita (Rumanía), mientras que él también fue invitado a Cosmopoética el pasado año.

"Él escribe Cercanias", cuenta García Casado "y gana el equivalente al Premio Nacional de Narrativa rumano". Marin Malaicu-Hondrari es hoy uno de los principales autores rumanos. Alguien que llegó a Córdoba sin saber una palabra de castellano y que, además, se ha convertido en traductor de los grandes nombres de las letras hispanas al rumano, como Vargas Llosa, García Márquez o Julio Cortázar. Incluso ha traducido Las afueras, el poemario de García Casado. "Es un erudito, un poeta extraordinario, un gran novelista con gran fama literaria", opina el poeta cordobés.

La película, coproducida por la productora rumana Libra Film y la andaluza La Claqueta, con el apoyo de Canal Sur, tendrá un presupuesto de 1'8 millones de euros. Su rodaje, que se prolongará hasta mitad de noviembre, comenzará en Córdoba y seguirá en Sevilla, en la playa de Mazagón, en Huelva, en Candás (Asturias), mientas que en Rumanía se realizará en Sangeorz-Bai, en el norte del país balcánico. El productor andaluz de La Claqueta, Olmo Figueredo, se ha mostrado "contento" de poder rodar en Córdoba. "Una ciudad que no tiene muchos rodajes y en donde nos han dado toda clase de facilidades".

Por su parte, para el director de la película, Tudor Giurgiu, se trata de "un proyecto complicado y desafiante", según ha explicado en un comunicado."Me fascinó la historia del escritor Marin Malaicu-Hondrari y ambos intentamos traer de vuelta el contexto de los años 2000, cuando muchos rumanos dejaron el país viviendo en el límite de la subsistencia, pero también una historia de amor".

Etiquetas
stats