Voluntarios del Arca de Noé trasladan la colonia de gatos del Vial Norte

Miriam Mengual y Pedro García | RAFAEL MELLADO

Los voluntarios del Arca de Noé han trasladado a los cerca de 40 gatos que formaban parte de la colonia del Vial Norte. Los miembros de la protectora han evacuado a los animales a sus instalaciones. Y lo han hecho para acabar con un problema, y es que la situación de esta colonia estaba siendo difícilmente controlable.

Este miércoles, Miriam Mengual, de El Arca de Noé, ha evaluado el estado del convenio que firmó la protectora con la empresa municipal Sadeco Córdoba, y por el que ya se han atendido a casi 400 animales a través del método CER (Captura, esterelización y retorno). Gracias al convenio con Sadeco, El Arca de Noé, con sus voluntarios, están actuando en una decena de colonias de gatos. Y evitando problemas en otras.

Es lo que ha ocurrido con el Vial Norte. Allí, según ha explicado Miriam Mengual, existía “una colonia muy problemática”. De hecho, hubo una plaga de cucarachas contra la que no se pudo actuar por la presencia de los felinos. Ante ello, se ha decidido como solución “reubicar” la colonia. Los voluntarios han trasladado a unos 40 animales a las instalaciones del Arca de Noé, donde han sido perfectamente atendidos y esterilizados. Además, El Arca de Noé también ha actuado en la colonia del Museo Taurino, que estaba provocando cierta alarma social. Ahora, tras usar el método CER, “los turistas están encantados”, detalló Mengual.

“Vamos a seguir trabajando con las protectoras de animales”, dijo el presidente de Sadeco, Pedro García. El Arca de Noé alertó de que el convenio con Sadeco está próximo a caducar y urgió a renovarlo para seguir actuando, ya que “dos o tres meses” sin atender las colonias vuelven a provocar su descontrol y que el problema que puede haber en un lugar así se multiplique.

El Arca de Noé trabaja activamente en 15 colonias de la ciudad. Diez de ellas están totalmente controladas. En total, el número de gatos que se ha esterilizado se aproxima a los 400. Muchos de estos felinos se han escapado de sus casas o han sido abandonados. El objetivo es que no se multipliquen y que no tengan enfermedades.

“Este es el mejor método. Los vecinos lo están entendiendo”, aseguró la portavoz de El Arca de Noé. “Los vecinos están muy contentos. Todo gran logro necesita un tiempo”, detalló. El objetivo final, aún lejano, sería lograr “una ciudad sin animales en la vía pública”. Para eso hacen falta más convenios y más voluntarios.

Etiquetas
stats