Vecinos de La Axerquía muestran su hartazgo por las Cruces

Imagen de archivo de la Cruz de Mayo de la Cuesta del Bailío | TONI BLANCO
Los residentes critican la nueva moda de las despedidas de soltero que se convierten en "bandas uniformadas con licencia para desmadrarse"

La Asociación Vecinal La Axerquía vuelve a denunciar los efectos de la celebración de las Cruces de Mayo el centro histórico. "Esta celebración en nuestros calles nada tiene que ver con las que se celebraban en otros tiempos y que algunos barrios conservan, como el Parque Cruz Conde o San José Obrero. Allí, la organización vecinal colabora, trabaja y hace posible que la expresión de la fiesta, se convierta en convivencia y encuentro vecinal", señalan en una nota de prensa.

La Asociación critica que en el centro histórico de Córdoba, en la instalaciones de las Cruces priman los aspectos puramente económicos sobre los estéticos. "Allí la cruces apenas se ven, ya no es que una cruz tenga una barra, ahora, a una barra de grandes dimensiones se le añade una cruz. El objetivo es el consumo de alcohol, ganancia, lucro", lamentan.

Los vecinos lamentan que en las Cruces del casco exista "un gran despliegue de medios, volumen altísimo y por la noche, lo más: se convierten en discotecas en plena calle. Jóvenes por los alrededores hacen botellón, tras la borrachera miccionan en los portales, se dedican a llamar a los porterillos y gritar hasta altas horas de la madrugada. Las vecinas y vecinos estamos hartos", zanjan.

A todo esto, los vecinos de La Axerquía critican "una nueva moda por nuestro barrio: las despedidas de soltero. Bandas uniformadas con licencia para desmadrarse, en las que además, las cruces discotequeras se convierten en un escenario ideal. ¿Es este el turismo que quiere o necesita esta ciudad? ¿Máximo beneficio sin importar las consecuencias para el vecindario, la convivencia y la imagen de la ciudad?¿Cómo actúan los garantes públicos para poner remedio a estos males? ¿Qué modelo de turismo queremos en nuestra ciudad?", se preguntan.

La Asociación Vecinal La Axerquía termina expresando "una gran indignación, rabia, impotencia". Y añade: "Nuestros barrios se van despoblando poco a poco. Las personas mayores, la infancia, las personas con discapacidad, los que tienen menos recursos, son las más vulnerables ante esta situación. Desde aquí decimos: ya basta".

Etiquetas
stats