La última foto en Capitulares y todo lo que cambiará tras el 26M

Imagen de los concejales en el último Pleno ordinario del mandato | ÁLEX GALLEGOS

El Pleno de este martes ha dejado en la retina la foto fija de los grupos municipales que han representado a los cordobeses durante el mandato 2015-2019 que ahora termina y, a la vez, la certeza de que esa imagen se parecerá poco a la que salga de las urnas el próximo 26 de mayo.

De un lado, dos de los grupos políticos actuales ya no volverán al Salón de Plenos: Unión Cordobesa que anunció hace semanas que no concurriría a las elecciones y se disolvería como partido, y Ganemos, la fuerza municipalista que se metió en el Ayuntamiento como tercera fuerza política en 2015 y a la que una decisión judicial ha dejado ahora fuera de la carrera electoral en beneficio de una candidatura fantasma con su mismo nombre pero sin ninguno de sus integrantes.

De otro lado, la renovación de caras también se hará evidente en alguno de los otros grupos políticos, como es el caso de Ciudadanos, que estrena candidata a la Alcaldía, Isabel Albás, mientras su antecesor en ese puesto y concejal actual, José Luis Vilches, ha dejado de un portazo el partido y dejará el Ayuntamiento cuando concluya el mandato, al no ser tenido en cuenta para formar parte de la candidatura.

En otro lado de esta foto poliédrica que saldrá de las urnas el 26M están los partidos que pueden entrar por vez primera en el Salón de Plenos del Ayuntamiento como representantes de los cordobeses: Vox, el partido de extrema derecha que según las encuestas y los antecedentes de las recientes elecciones generales y andaluzas, puede obtener su primera representación municipal en la capital.

Y, a la espera de ver sus resultados, Acción por Córdoba, que de llegar a alcanzar representación lo haría con quien ha estado 20 años ya sentado en ese mismo Salón de Plenos, pero con otro partido: Ricardo Rojas, exconcejal del PP.

Rostros que repetirán

Quienes han optado por la continuidad de sus líderes municipales han sido PSOE, PP e IU, donde los mismos rostros que este martes participaban en un Pleno con sabor a despedida del mandato, aspira a estar otros cuatro años más en el Ayuntamiento y, a ser posible, gobernando.

En esas lides está la actual alcaldesa y aspirante a la reelección, Isabel Ambrosio, que logró  en 2015 el bastón de mando para los socialistas tras 89 años en Córdoba y que quiere revalidar el cargo, aupándose en la ola electoral favorable que han cosechado los socialistas en las elecciones generales del 28 de abril. Este martes, Ambrosio hacía uso de su cargo como presidenta del Pleno, agradecía a todos los concejales el trato y el trabajo en estos cuatro años y señalan que había sido “un honor” poder hacer su papel.

Su socio de gobierno en este mandato, Izquierda Unida, mantiene a Pedro García al frente de la candidatura y al resto de los actuales concejales como pesos pesados para volver a sentarse en el Salón de Plenos. Por sus objetivos pasa ser decisivos para que, de nuevo la izquierda pueda gobernar en Córdoba, como lo ha hecho en la mayoría de los mandatos de la democracia.

Y, enfrente, el Partido Popular, con un líder, José María Bellido, portavoz actual y concejal en el gobierno de José Antonio Nieto, que aspira precisamente a devolver al PP el gobierno municipal o, al menos, el mando de este como grupo mayoritario de la derecha.

La fragmentación de la derecha y de la izquierda coinciden así, en esta nueva cita con las urnas para que los cordobeses elijan a sus futuros representantes. Lo que es seguro es que la foto que salga de los resultados del 26M cambiará en mucho la imagen del Pleno que ha dicho adiós este martes.

Etiquetas
stats