Toros y vacas sueltos campan a sus anchas por Carrera del Caballo

Los dos toros, en la noche de este martes en Carrera del Caballo.

Han vuelto. Si es que alguna se fueron. Desde hace tres semanas, los vecinos de Carrera del Caballo (Paraíso Arenal) tienen visitantes habituales cada noche. Y tienen cuernos, rabo y cuatro patas. Se comen el césped de los parques infantiles, que posteriormente rumian. Y hasta mugen. Y por muchas denuncias que los vecinos presenten ante la Policía Local de Córdoba estos bovinos siguen campando a sus anchas por una urbanización en la que ya han estado a punto de provocar un accidente de tráfico.

En la noche del lunes, el 112 recibió varias llamadas de vecinos denunciando que en la Carrera del Caballo había dos vacas sueltas. No eran vacas, sino toros. Y no llegaron por vez primera en la noche del lunes, sino que va a hacer tres semanas que a la urbanización asomó, alegre, una vaca mansa con la que incluso algunos niños se hicieron fotos. Pero tras la vaca llegó la pareja de toros. Y aunque mansos, por su enorme cornamenta los vecinos comenzaron a asustarse. Y también porque de noche son difíciles de ver y una vecina ya ha tenido un susto en su coche, como denuncian varios vecinos a este periódico.

Los vecinos han presentado ya varias denuncias ante la Policía Local. Según exponen, los agentes tienen identificado al dueño de los bóvidos. Cada noche, los agentes redactan un nuevo boletín de denuncia que entregan al ganadero, que ya lleva unos cuantos. Pero los agentes insisten en que ni Sadeco ni la Policía Local tienen medios para hacerse cargo de las vacas o los toros. En el Ayuntamiento no hay medios para capturar a un animal que puede llegar a pesar media tonelada.

Con las primeras luces del día, los toros y las vacas se retiran a rumiar a la sierra. Por la noche, suelen volver, como ha vuelto a ocurrir este mismo martes. Los vecinos, de nuevo, han llamado a la Policía Local. Y se ha vuelto a repetir la historia. Los agentes rellenan la denuncia y se la envían al dueño de los animales, pero nadie se hace cargo de ellos.

Etiquetas
stats