Desmantelado un punto de droga en una vivienda a la que entraban a comprar más de 30 personas al día

Un Guardia Civil cerca de Puente Genil.

La Guardia Civil ha detenido a tres personas e investigado a otra, con edades de 72, 53, 45 y 14 años, vecinos de la localidad de Puente Genil, como supuestos autores de un delito de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y defraudación de fluido eléctrico.

Según ha informado el instituto armado a través de una nota de prensa, la Guardia Civil tuvo conocimiento, de la posible existencia de una vivienda ubicada en el centro de la localidad, la cual podía estar siendo utilizada como punto de venta de droga.

Ante tales sospechas, se inició la pperación denominada Philip II, donde se pudo verificar, a través de las vigilancias realizadas sobre la vivienda donde se inducía el ilícito y en horario diurno, que más de una treintena de personas entraban y salían de la vivienda vigilada a diferentes horas, permaneciendo en ella varios minutos, sospechando la fuerza actuante, que ese tiempo sería el imprescindible para que la sustancia estupefaciente a suministrar fuera preparada.

Debido a esta vigilancia, se interpusieron diversas denuncias administrativas a la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, por tenencia de sustancias estupefacientes en la vía pública a las personas que abandonaban la vivienda tras permanecer en ella escasos minutos.

Ante ello y tras considerarse que los hechos pudieran ser constitutivos de un delito contra la salud pública, la Guardia Civil procedió a solicitar al Juzgado competente, autorización de entrada y registro en el domicilio vigilado, interviniéndose una gran cantidad de dinero en billetes de diverso valor, presumiblemente del menudeo de la venta de droga, y 20 dosis de cocaína lista para su venta, así como diversos efectos y útiles relacionados con el tráfico de drogas.

Fruto de la actuación, se procedió a la detención de dos mujeres adultas y un menor de edad y a investigar a otra persona que podría estar relacionada con los anteriores, la cual en el momento antes de su detención, portaba gran cantidad de dinero en efectivo. Todo ello, relacionado con delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, ya que tras verificar los agentes actuantes la vivienda, comprobaron que tenía un enganche ilegal en el contador de luz. Igualmente se les instruyeron diligencias por la presunta comisión de un delito de pertenencia a organización criminal, puesto que cada uno de los componentes del grupo, tenían un rol establecido, para la preparación y el suministro de la sustancia, vigilancia de la vivienda y ocultamiento de los efectos destinados al tráfico de drogas. 

Etiquetas
stats