Vivir a 46 grados: turistas, trabajadores y vecinos resisten en Córdoba, la capital del calor en España

Alerta roja por calor en Córdoba

Córdoba es, sin duda, la capital del calor en España. En el Valle del Guadalquivir cordobés viven más de 400.000 personas, que soportan las temperaturas más altas del país. Córdoba capital alcanzó este viernes los 46 grados de máxima y está en aviso rojo por hasta 47 para este sábado y domingo. Montoro tiene el dudoso honor de poseer el récord de España de temperatura. En julio de 2017 superó los 47 grados. Hasta que esta semana Siracusa, en Sicilia, se ha ido por encima de los 48 grados, Montoro era el municipio de Europa en el que se había registrado la temperatura más alta.

DIRECTO | La ola de calor pulveriza los primeros récords por altas temperaturas

DIRECTO | La ola de calor pulveriza los primeros récords por altas temperaturas

Pero, ¿cómo es vivir en ciudades así? ¿Se puede trabajar? ¿Se puede ni siquiera vivir? ¿Se puede hacer turismo? La respuesta es que sí. Aunque la ciudad se vacía en verano, para este puente de agosto, por ejemplo, los hoteles están al 60% de su ocupación. Los trabajadores más expuestos a las altas temperaturas tienen convenios que les prohiben trabajar más tarde de las 14:00. Y los vecinos que no han huido a zonas más frescas de la ciudad, como la sierra, a una parcela con piscina o a la playa saben que toca una especie de confinamiento por el que la vida se congela antes del mediodía y no se reanuda hasta que se hace de noche y las temperaturas permiten salir a la calle.

Antonio Pérez es empresario y regenta un restaurante en Trassierra, una zona de la sierra cordobesa donde la temperatura siempre es inferior a la de la capital. Aunque el grueso del trabajo comienza por la noche, su jornada laboral empieza desde bien temprano para surtir al bar de todo tipo de productos. Las compras las realiza en la capital y asegura que es "fatídico" trabajar con las temperaturas que la ciudad vive atravesando desde hace unos días. "Los almacenes, habitualmente, no están climatizados, como son las zonas de conservas, bebidas y droguería, y es verdaderamente horrible", afirma este cordobés, que encuentra cierto respiro cuando acude a las secciones de frío de estos almacenes. "Esas zonas si están climatizadas y la sensación térmica es otra, afortunadamente". A su vez, el uso obligatorio de la mascarilla acrecienta el calor y el sofoco. 

A pesar de que Trassierra registra temperaturas más bajas, Pérez asegura que durante el día, en plena ola de calor, "también es horroroso". Así, tras los desayunos, la terraza del restaurante apenas tiene afluencia durante el mediodía porque los vecinos de la zona se refugian en sus casas. Es por la noche cuando las reservas aumentan considerablemente y este empresario espera que los clientes sigan acudiendo a su bar durante las noches de este fin de semana. 

Ainhoa Ortega es vecina del barrio de Valdeolleros. Hace poco que dejó su piso del Sector Sur y asegura que el cambio ha sido a mejor. En cuestión térmica, explica que la ola de calor le ha pillado en una vivienda "donde el sol sólo da de 12:00 a 15:00", por lo que las horas duras de sol consigue salvarlas. Afirma que, en Córdoba, vivir en un piso con unas condiciones térmicas determinadas hace que los días y las noches no sean tan duros. Como pasear por Córdoba se antoja una quimera en estos días, sus hijas pasan las mañanas "entretenidas con tareas, haciendo algo de provecho", mientras que las tardes "son para ver series, películas o ir a alguna piscina". Su familia es como la de tantas otras en la capital: las salidas, sólo por la noche. Y si refresca algo. 

Turistas en Córdoba

Natalia ha venido desde Venecia para visitar la ciudad durante este fin de semana. Su madre es de Cádiz y “estaba al tanto” de la temperatura que haría en Córdoba. Para su pareja si es su primer viaje a Córdoba y el calor lo está notando “más”, aunque ambos afirman que, “al ser seco, es más sobrellevable que en Venecia, donde la humedad mata, no puedes ni caminar y te falta el aire”. “Es más vivible el de Córdoba”, afirman.

A diferencia de Natalia, Marta pensaba que la temperatura de Córdoba no iba a ser la actual. Procedente de Barcelona, cuando planificó su viaje no pudo prever que la ola de calor que iba a asolar a toda España y, en especial, a la zona sur. Por ello, comenta “lo que cuesta” hacer turismo y las fuentes son sus salvadoras. “Cuando encuentro una, me mojo un poco y así alivio el calor”. Ante esta situación, a su juicio, lo más importante es “organizarse bien y visitar la ciudad a primera hora del día y durante las últimas de la noche”.

Problemas para la salud

Según un estudio publicado el pasado 31 de mayo en Nature Climate Changes, cada año mueren en Córdoba 19 personas a causa del calor. La ciudad tiene una de las tasas de fallecidos por habitante más altas de España (seis víctimas por cada 100.000 habitantes) a causa de una tendencia que se está agravando año a año: cada vez hace más calor, las altas temperaturas llegan antes y se van más tarde.

Para sobrevivir al calor cordobés hay pocos secretos, muy evidentes: protegerse del sol y evitar salir a la calle en las horas centrales del día que es cuando más calor hace, según explica Luis Jiménez, uno de los responsables de las Urgencias del hospital cordobés Reina Sofía. Por eso se adaptan los horarios laborales de toda la provincia, pero especialmente del Valle del Guadalquivir, para evitar que haya un trabajador subido a un andamio a las 16:00 cuando los 40 °C le pueden provocar un accidente, que no siempre se va a relacionar con el calor.

A las Urgencias del hospital Reina Sofía de Córdoba no solo llegan personas que han estado al sol o en la calle. Luis Jiménez explica que hay un "golpe de calor pasivo", que ocurre mucho en Córdoba: "Algunas personas vienen a Urgencias con golpe de calor y dicen que no han estado al sol. No tienes que estar expuesto al sol. Es más frecuente el golpe de calor pasivo si estás en una casa con una habitación no refrigerada. De hecho, en interiores, a veces, se alcanzan temperaturas más altas incluso que en la calle", relata. 

En casos como el actual, lo peor no es que en un momento puntual se alcance una temperatura extrema, sino que se prolongue en el tiempo. Este viernes ya se registraron unos valores excepcionales en toda la provincia de Córdoba. Prácticamente en cualquier punto se superaron los 44 grados, con máximas de hasta 46 e incluso más en el Valle del Guadalquivir. En principio, las predicciones señalan que hará incluso más calor este sábado y este domingo, y el mismo el lunes. El martes bajará algo el termómetro, pero no mucho. Además, las mínimas también serán muy altas, lo que hará difícil descansar.

Episodios como el actual hace que hasta los cordobeses más expertos en resistir al calor se enfrenten a algo desconocido.

Etiquetas
Publicado el
14 de agosto de 2021 - 06:00 h