El sector del aceite de oliva vuelve a respirar

Un trabajador en un olivar.

Tras tres campañas de pesimismo y pérdidas económicas importantes, el sector del aceite de oliva vuelve a respirar aliviado, al menos en la provincia de Córdoba. Los precios han vuelto a subir en una campaña no con una producción excesiva que se está ajustando a la demanda. Eso, unido al fin de los aranceles con Estados Unidos, está haciendo que el principal sector económico de la provincia de Córdoba haya recuperado el optimismo.

"Alcanzado el mes de abril de la campaña de aceite de oliva en curso, podemos afirmar que prácticamente la totalidad de la producción ha sido ya cosechada", asegura Miguel Cobos, de UPA en Córdoba. En lo relativo a precios en origen acudiendo a POOLred, desde UPA Cordoba señalan que las cotizaciones en origen se mantienen al alza con respecto al mes anterior. Así, durante la última semana los precios se han ubicado de media en los 3,02 euros por kilo para aceite de oliva virgen extra, 2,76 euros por kilo para virgen y 2,65 euros por kilo para lampante. Se sigue situando, por tanto, la media entre las tres categorías en torno a los 2,80 euros por kilo. Con estas cotizaciones, afirma el secretario general de UPA Córdoba, Miguel Cobos, “el olivar tradicional empieza a respirar”.

El umbral de la rentabilidad en el aceite de oliva está, precisamente, en torno a los tres euros para el olivar tradicional. Los costes de producción del olivar intensivo, el único que no ha sufrido estos años, están incluso por debajo de los dos euros. Es decir, los olivareros tradicionales (normalmente, los pequeños productores) han llegado a vender incluso a pérdidas durante las últimas campañas, mientras que los del intensivo (los grandes productores) han podido salvar los muebles.

Más ventas en marzo

Por otro lado, conocidos los datos de campaña publicados por la AICA, se constata un aumento de las ventas en marzo. Según el análisis de UPA, en la provincia de Córdoba se han contabilizado unas salidas importantes de 153.000 toneladas, siendo una de las mayores de la campaña. Las exportaciones son superiores a las 20.000 toneladas, lo que refleja una gran demanda del aceite cordobés en el extranjero.

Al margen de los datos de la AICA, UPA Córdoba ha querido poner de manifiesto los principales hitos o logros que se han alcanzado en el sector en los últimos meses, "que atisban sin duda un presente y futuro optimistas para el aceite de oliva, y que, además, suponen motivos más que suficientes para que los precios en origen continúen estables y en ascenso". Así, cita la reciente modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria el pasado año, la publicación el martes 9 de febrero del Real Decreto de autorregulación del mercado de aceite de oliva aplicando el Artículo 167 bis de la OCMA, y la suspensión el pasado viernes de los aranceles entre EEUU y la UE por cuatro meses.

En lo que concierne a la Ley de la Cadena Alimentaria, desde la organización agraria tienen el convencimiento de que es "un marco legislativo válido y necesario para redistribuir el valor de los productos agroalimentarios desde el origen hasta el canal de venta, una herramienta muy útil para cambiar y hacer más justas las relaciones entre los distintos eslabones de la cadena, de manera que los productores dejen de ser el elemento más débil y puedan vivir dignamente de su actividad".

La autorregulación del sector mediante la retirada de aceite de oliva del mercado es otra herramienta que UPA Córdoba venía reclamando para acabar con la inestabilidad de los precios. El Real Decreto permitirá que el Ministerio de Agricultura, ante situaciones de claro riesgo de desequilibrio de mercado, pueda autorizar retirar temporalmente producto de manera obligatoria hasta la campaña siguiente. Con ello “se favorecerá la recuperación de los precios en origen en situaciones de crisis como las que se han padecido en las dos campañas anteriores”, ha afirmado Cobos.

Por otro lado, a primeros del pasado mes de marzo se hacían públicos dos comunicados oficiales de la administración estadounidense y europea, por los que se anunciaba la suspensión de los aranceles impuestos en 2019 por parte de EEUU por un periodo inicial de cuatro meses. El secretario general de UPA Córdoba ha calificado esta cuestión como “una noticia excelente para el sector del aceite de oliva y aceituna de mesa y esperamos que se asiente de forma definitiva”

Cobos ha recordado que España se había colocado en los últimos años a la cabeza como primer país en exportación de aceite de oliva envasado, superando a Italia, y con los aranceles perdió mucha cuota de mercado. “Confiamos en que esta supresión temporal permita al sector del aceite de oliva español retomar el lugar que tanto esfuerzo e inversión le ha costado lograr en el mercado norteamericano”.

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2021 - 06:00 h