Los planes de convivencia podrían reducir el acoso en los centros escolares

Aula vacía en el CEIP Al Andalus de Córdoba

Investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO) y de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, han publicado un estudio en el que demuestran la utilidad de algún componente de los planes de convivencia para reducir la violencia en las escuelas, pero evidencian su "escasa relación con las competencias socioemocionales del alumnado".

Según ha indicado la UCO en una nota, el Plan de Convivencia es un documento en el que se regulan todos los aspectos relacionados con la convivencia escolar y en el que están representados todos los agentes que intervienen en el proceso educativo. En España es un requisito obligatorio para todos los centros escolares mediante el que deben elaborar su propia política de clima escolar.

En este contexto, los autores de este proyecto se preguntaron si, más allá del trámite burocrático, están siendo útiles para el sistema educativo. Esta pregunta les llevó a hacer un estudio cuyos resultados acaban de ser publicados en una de las principales revistas científicas en educación, la 'Revista de Psicodidáctica'. Así, según muestran las conclusiones de la investigación, los planes de convivencia suponen un elemento importante para la prevención del acoso escolar.

Para ello, han realizado encuestas a más 2.000 escolares, una muestra representativa con un nivel de fiabilidad del 95 por ciento, han analizado los planes de convivencia de sus centros escolares y han entrevistado a miembros de los distintos equipos directivos. Más de la mitad de los planes de convivencia estudiados cumplen los requisitos básicos, si bien, solo un centro escolar de todos los analizados completa todos los apartados estipulados por la legislación educativa.

"Hemos observado entre el profesorado una sensación generalizada de que estos planes son un trámite más con poca utilidad, sin embargo, los resultados parecen indicar lo contrario", ha afirmado el pedagogo y primer autor del artículo, Vicente J. Llorent, quien ha destacado la diversidad que muestran estos documentos tanto en la calidad como en la cantidad de los indicadores que recogen.

"Aunque no tiene por qué existir una relación causa efecto, ya que en la violencia entran en juego muchos factores, los resultados indican que algunos elementos de estos documentos podrían reducir el abuso por parte del acosador", ha agregado.

El estudio cuenta también con la autoría de la investigadora Izabela Zych, de la Universidad de Córdoba, y el Catedrático David P. Farrington de la Universidad de Cambridge, uno de los grandes referentes a nivel mundial en criminología y el estudio de las conductas antisociales.

Competencias socioemocionales

Por otro lado, y a tenor de los resultados obtenidos por el estudio, las competencias socioemocionales son una de las grandes ausentes en los planes de convivencia. Estas competencias están relacionadas con la forma en la que el alumnado gestiona las emociones y las relaciones interpersonales, siendo su desarrollo clave para el fomento de una educación verdaderamente inclusiva.

"No hay ninguna asignatura que las promueva de forma específica y no se trabajan en los documentos escolares de convivencia porque normalmente están orientados principalmente a resolver conflictos. Aunque pueden trabajarse desde otros planes no están plenamente integrados en el currículum", ha subrayado el primer autor del estudio.

No obstante, según ha comentado el investigador, los centros escolares "están realizando un ingente trabajo y están yendo por buen camino". "Resulta fundamental que se compruebe qué aspectos están funcionando y si su trabajo está cumpliendo con los objetivos planteados", ha agregado.

Por ello, ha finalizado, "la investigación en educación, en este sentido, se ha constituido como una herramienta básica para el avance y la mejora de las escuelas y de la educación". "Está claro que hay que aumentar la inversión en la investigación", ha apostillado.

Etiquetas
Publicado el
25 de febrero de 2021 - 04:15 h
stats