El PCA dice que quienes critican su postura contra la invasión rusa “quieren generar una ola anticomunista”

Concentración contra la guerra en Ucrania

El Partido Comunista de Andalucía (PCA) ha defendido que “en ningún momento ha querido apropiarse ni se ha apropiado de la concentración celebrada el martes 1 de febrero”, cuyo eslogan ha generado malestar entre los portavoces de los ciudadanos ucranianos residentes en Córdoba. Estos han recriminado la presencia de jóvenes con banderas del Partido Comunista y las proclamas contra la OTAN, haciendo uso de la bandera de Ucrania.

Así, el PCA ha señalado, “ante las acusaciones vertidas por varias personas sobre apropiación del acto de No a la guerra”, que la concentración fue convocada por la Plataforma cívica Córdoba por la Paz, con el lema No a la invasión rusa de Ucrania. No a la OTAN, y que, por tanto, “el lema y el manifiesto, difundidos los días previos a la convocatoria, eran suficientemente claros y que no existió ninguna manipulación durante la concentración”.

Además, han aclarado “que el PCA de Córdoba no participa en la convocatoria ni en la elaboración del manifiesto” y que, “simplemente, estando de acuerdo con la concentración, decidimos sumarnos a la iniciativa y difundirla entre nuestra militancia”.  En este sentido, han recalcado que en la concentración “no había banderas de nuestra organización, aunque sí había de otras organizaciones con denominaciones similares, que legítimamente decidieron llevar banderas, lo que ha podido dar pie a la confusión”.

De igual forma, han insistido en que “el PCE rechaza el uso de la fuerza militar rusa contra un Estado soberano” y que “siempre se ha destacado por la denuncia de todas las guerras y la solidaridad con los pueblos que son víctimas de ellas”, así como la defensa “del derecho internacional y la diplomacia como la única vía para la resolución de conflictos”, lo que implica el rechazo a “la extensión del militarismo y la OTAN como organización militar”.

“Recordamos que Putin, heredero de Yeltsin, no es ni ha sido comunista y que lidera un régimen autoritario y neoliberal. También que el Partido Comunista de la Federación Rusa, que rechaza la invasión de Ucrania, es la principal fuerza de oposición al régimen de Putin”, señala a continuación el comunicado, en el que lamentan que “desde algunos sectores, con sus declaraciones y acciones, se intente utilizar este tipo de iniciativas para generar una ola anticomunista, que busca limitar la libertades cívicas y políticas”.

En cualquier caso, añaden que el PCA continuará “luchando por la democracia y la libertad en España ante cualquier intento de recortar el derecho de manifestación y de expresión”.

El PCTE denuncia la presencia de “grupos nacionalistas ucranianos” en la concentración

Por su parte, el Partido Comunista de los Trabajadores de España (PCTE) ha emitido otro comunicado en el que, además de acusar a los medios de comunicación (entre ellos a este periódico) de manipulación, precisa que en la manifestación del pasado 1 de marzo “se reclamaba el fin de la guerra imperialista y se mostraba oposición al gobierno de Rusia, a la OTAN, a la Unión Europea y al gobierno español, por enfrentar a los pueblos e intentar alinearlos tras los intereses de los grandes monopolios y la lucha por sus zonas de influencia”.

Además, denuncian que en la citada manifestación había “grupos nacionalistas ucranianos que se presentaron a la protesta” y que “algunos de estos miembros, con intención claramente provocadora y filofascista, se dirigieron a nuestro cortejo, profiriendo gritos de comunistas de mierda y similares”.

Por ello, advierten a los grupos fascistas que “están instigando esta provocación” de que seguirán manifestando su solidaridad “con el pueblo trabajador ucraniano y con la persecución a los comunistas en su país que están llevando a cabo las fuerzas de la OTAN de la que es cómplice su gobierno”. 

“No dejaremos que engañéis a los trabajadores en Córdoba para que defiendan a los capitalistas de la alianza atlántica ni a los capitalistas agrupados en torno del gobierno de Putin. La bandera comunista estará bien alta en las manifestaciones contra la guerra imperialista y no nos amedrentarán sus amenazas, para señalar que debemos apuntar a los principales enemigos de nuestro pueblo, que no está en el frente oriental sino en los grandes centros de poder de nuestro país, como demuestra el Gobierno español acogiendo en junio la cumbre de la OTAN en Madrid”, afirma la nota.

Etiquetas
stats