El Hospital Arruzafa aplica por primera vez en Andalucía células madre a una patología ocular que no tiene cura

Intervención en el Hospital Arruzafa.

La Unidad de Segmento Anterior, Córnea y Cirugía Refractiva (UCSA) y el departamento de I+D+i del Hospital Arruzafa (HA) aplican un tratamiento con células madre sobre la superficie ocular de un paciente con patologías severas sin método de curación, la primera vez que se lleva a cabo en Andalucía.

El proceso, que se sitúa en el marco de un estudio científico donde participan solo ocho centros españoles, está destinado a pacientes con patología severa de la superficie ocular cuyo tratamiento a nivel local o sistémico no está siendo efectivo.

“En el futuro, este tipo de tratamientos podría ser de primera línea”, indica el oftalmólogo Antonio Cano, de la UCSA, quien añade que, actualmente, “no es la primera indicación, pero, en el largo plazo, cada vez más, tendremos la posibilidad de tratar a pacientes con células madre”.

En esta línea, matiza que “es importante porque es la primera vez que se utiliza este método en Andalucía; en España solo se ha empleado en cuatro pacientes y el estudio aún continúa en fase de reclutamiento”. Aplicación
“Desde el punto de vista técnico, el proceso se lleva a cabo mediante la introducción de células madre mesenquimales sobre la superficie ocular. No se trata de un procedimiento complejo, porque se lleva a cabo a través de una inyección subconjuntival en los cuatro cuadrantes, nasal, temporal, superior e inferior”, apostilla Cano.

En el caso del paciente al que se le ha aplicado este tratamiento, un varón en edad septuagenenaria, cabe matizar que se trata de una persona que “necesita inmunosupresión local y sistémica” para paliar las consecuencias de su patología.

Para el especialista, el empleo de esta técnica “abre la puerta al abordaje de esas enfermedades severas, difíciles de abordar, pero también para patología más refractaria y para de tratamientos más convencionales”.


Desde el departamento de I+D+i del HA, la bioquímica Vanessa Díaz concreta que durante el reclutamiento se lleva a cabo un riguroso proceso “donde se realizan pruebas pertinentes, según el grado de exclusión y el criterio que determina el promotor del estudio”. La también coordinadora de ensayos de esa unidad añade que “una vez analizado y verificado el procedimiento requerido, se analizan pruebas relacionadas con la investigación y se procede a determinar el grado de inclusión antes de atribuir el tratamiento”.

El coordinador de ensayos clínicos del HA, David Cerdán, significa que “hemos seleccionado a un paciente con enfermedad de tipo sistémico con afección ocular. Lo que se busca con esta investigación es poder curar esa patología y conseguir una mejora la calidad de vida del paciente”, detalla.

Pese a que la investigación se encuentra en grado avanzado, sus conclusiones aún están por determinar, dado que la fase de reclutamiento requiere aún completar más tratamientos en otros perfiles de personas con enfermedades similares.

“En el Hospital Arruzafa llevamos muchos años trabajando para poder abordar todas las posibilidades clínicas y terapéuticas en beneficio de nuestros pacientes; en la actualidad, no es habitual en la práctica clínica el tratamiento con células madre, pero este tipo de ensayos hace que estemos más cerca de aproximar estos tratamientos a nuestro perfil terapéutico cotidiano”, concluye Cano.

Etiquetas
stats