Presos en la cárcel de Córdoba

Al menos nueve internos de la Prisión de Córdoba han dado positivo por Covid y han sido aislados en un módulo a su vuelta de un permiso penitenciario. Los positivos detectados llegan justo una semana después de que Instituciones Penitenciarias diera por cerrado el brote de Córdoba, el más grande que se ha registrado en las cárceles españolas tras alcanzar a unas 400 personas.

Según ha podido saber este periódico por diversas fuentes, el martes, a la vuelta de un permiso carcelario, siete personas dieron positivo por Covid-19, mientras que al día siguiente este número se amplió a 9, tras arrojar dos nuevos positivos los presos que habían pasado unos días fuera de prisión.

El protocolo, según ha explicado Instituciones Penitenciarias a Cordópolis, es que todo interno que vuelve de permiso tiene que guardar un confinamiento sanitario, con independencia del resultado del test Covid. En Córdoba hay un módulo entero para los presos que vuelven de pasar unos días fuera y es en este módulo en el que se encuentran los nuevos positivos.

El número de casos podría aumentar en las próximas horas, ya que este jueves han regresado de permiso otros 21 presos, que han sido aislados en el mismo departamento y a los que se ha sometido a las mismas pruebas. Por el momento se desconoce si ha habido más positivos en este segundo grupo.

Los permisos penitenciarios siguen vigentes en estos momentos en la Prisión de Córdoba, que es la tercera más poblada de España y cuenta con más de 1.300 reclusos. Según han explicado este periódico fuentes sindicales, hay permisos que han sido aprobados por la junta de tratamiento y cuentan con el respaldo del juez de vigilancia, lo que complica la suspensión de esta medida.

Lo que sí se ha cortado de manera total han sido las comunicaciones y visitas presenciales, apenas 48 horas después de que se reanudaran, causando un fuerte malestar entre los presos y sus familiares. Hay que tener en cuenta que las comunicaciones íntimas llevan suspendidas en Córdoba desde septiembre de 2020, y que este año sólo se han abierto, durante apenas un par de días, las comunicaciones familiares en los meses de marzo, junio y agosto.

Desde Instituciones Penitenciarias han defendido que la suspensión de la visitas presenciales obedece a criterios sanitarios, que van vinculados a la tasa de contagio de cada provincia y a que se superen los 500 casos.

En Córdoba, la tasa de contagio está, en estos momentos, en 820 casos por cada 100.000 habitantes confirmados en las dos últimas semanas. Son justamente 100 puntos más que el miércoles.

Etiquetas
stats