Córdoba ya acoge a 412 personas refugiadas de la guerra de Ucrania

Un autobús con refugiados ucranianos camino de Córdoba.

La provincia de Córdoba ya acoge a un total de 412 personas refugiadas de Ucrania que huyen de la guerra en aquel país tras la invasión de Rusia. Los cuatro centenares de refugiados se superaron en la noche de este lunes, según han confirmado a Cordópolis fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Hasta el momento, la llegada de refugiados ucranianos a Córdoba se está produciendo bien por cuenta propia y apoyo familiaro amistoso de ucranianos ya residentes en la provincia, o bien a través de algunas ONG que han fletado autobuses desde la frontera de Ucrania con Polonia.

Este último es el caso de la llegada en autobús por parte de la Asociación de Agricultores con Ucrania -que en un primer momento están alojando a las personas refugiadas en fincas y con familias-, y de la Fundación Cinco Caballeros, que los han llevado a domicilios particulares en el norte de la provincia, donde existen fuertes lazos por haber recibido en vacaciones a niños de Chernobyl.

De momento, la llegada de refugiados de Ucrania se va produciendo con un goteo continuo, que en un primer momento han venido de la mano de familiares o amigos que viven en Córdoba, aunque también se dan casos de personas que llegan sin tener ese apoyo y están siendo atendidos por el dispositivo establecido desde la Subdelegación del Gobierno y diversas ONG para tramitar su llegada y, a partir de ahí, reconocerles como personas refugiadas, extender las órdenes de protección y atender sus necesidades.

La pasada semana, las cuatro administraciones públicas -Gobierno, Ayuntamiento de Córdoba, Junta de Andalucía y Diputación Provincial-, mantuvieron un encuentro para poner en marcha la Comisión de Coordinación Provincial para la recepción de desplazados ucranianos. Accem, Cruz Roja, Córdoba Acoge y Apic Acoge son las organizaciones que están gestionando la llegada de los refugiados.

En este sentido, Accem es la encargada de realizar la primera acogida y por el momento no se han producido llegadas masivas. En la Comisaría de Campo Madre de Dios se gestionan las órdenes de protección, una distinción que permite a las personas refugiadas acceder a servicios como la escolarización de menores o la atención en centros de salud, así como el acceso al mercado laboral.

Etiquetas
stats