La inclusión como norma al crear contenido audiovisual accesible para personas sordas y ciegas

La asociación sin ánimo de lucro SigMedia crea contenidos audiovisuales con lengua de signos.

"Cuando hacemos o vemos un vídeo en cualquier ámbito, se nos olvida que hay gente que no puede acceder a esa información. Se nos olvida que hay personas que no oyen o que no ven". Quienes advierten de esta realidad son dos mujeres cordobesas cuyos caminos profesionales -una, especialista en producción audiovisual, y otra, intérprete de lengua de signos-, se cruzaron casi por casualidad hace un par de años y, a partir de ahí, se han empeñado en que todos los contenidos audiovisuales sean plenamente accesibles.

Talía Blanco y Cheli Guijarro son las fundadoras de SigMedia Creaciones Audiovisuales Accesibles, un asociación cordobesa sin ánimo de lucro que trabaja para adaptar la creación de contenidos audiovisuales a las capacidades de las personas sordas y las personas ciegas. A la experiencia de Blanco como creadora de material audiovisual en distintos ámbitos, se ha sumado la trayectoria de Guijarro como experta en lengua de signos -es profesora de apoyo en un IES- y en interpretación para personas sordo-ciegas. Y, entre ambas, están transformando cómo instituciones, colectivos sociales y ONG de Córdoba se dirigen a toda la ciudadanía, en su totalidad ahora sí, con material audivisual cuya información llega también a quienes son sordos o ciegos.

"Los subtítulos no son suficientes"

La concienciación, el ser sensible a cómo pueden acceder a los contenidos audiovisuales, es la piedra angular sobre la que gira la labor de estas cordobesas. "Las personas sordas han recibido una educación donde leer y escribir es su segundo idioma. Su primera lengua es la de signos", explica Guijarro para señalar cómo hay personas que no oyen cuyo nivel de lecto-escritura no es del cien por cien, por lo que "para ellas no son suficientes los subtítulos de los vídeos", apunta. No pueden acceder con facilidad a la información escrita.

Y ahora, además, con la pandemia, muchas de las personas que aparecen en los vídeos hablan con la mascarilla puesta, impidiendo así que sus labios puedan ser leídos por las personas sordas. De toda esa realidad emana la importancia de utilizar la lengua de signos en ese material audiovisual para estas personas o, en su caso, las audiodescripciones para las personas sin visión.

La labor de SigMedia se desarrolla en un pequeño estudio. Una vez grabado el material audiovisual y montado el vídeo convencional, los guiones pasan a manos de la intérprete de signos. "Debo preparar el vocabulario específico de la información que se va a dar", cuenta. Y, a partir de ahí, ante un croma y con el audio del vídeo de fondo, pasa a signar simultáneamente todo lo que se está contando. Luego, esa grabación de la interpretación en lengua de signos, se inserta y monta en el vídeo original, de manera que a la hora de su emisión esté adaptado para personas sordas. Un equipo de cuatro intérpretes más de lengua de signos colaboran también con SigMedia para crear contenidos accesibles.

Similar tarea lleva consigo las audiodescripciones, que SigMedia va a llevar a cabo próximamente también, de la mano de otra compañera especializada en esta labor, Carmen Ibáñez. "Nuestro objetivo es hacer que el mundo audiovisual sea accesible para las personas con diversidad funcional", cuentan. "Que les llegue toda la información".

Su empeño ya está teniendo el respaldo de instituciones y otras entidades, para poder adaptar sus contenidos audiovisuales y hacerlos accesibles. Áreas del Ayuntamiento de Córdoba como la de Inclusión, Igualdad o Participación Ciudadana son algunas de las que han querido desarrollar ya este tipo de contenidos. Incluso, estas cordobesas se han encargado de signar los textos de la página web del Consistorio cordobés, además de hacer contenidos audiovisuales para la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara de Córdoba junto al Instituto Municipal de Gestión Medioambiental (Imgema).

También ONGs como Córdoba Solidaria, Mujeres en Zonas de Conflicto o la red de Justicia Alimentaria son algunas entidades sociales cordobesas que también se han concienciado de esta labor por la accesibilidad y han requerido la colaboración de SigMedia.

Teatro, publicidad, cine o eventos adaptados

Se trata de que todos los vídeos que utilizan en la emisión de contenidos e información para la ciudadanía sea, realmente, para toda la ciudadanía. Que sus mensajes en redes sociales o páginas webs, entre otros canales donde emiten sus contenidos audiovisuales, estén adaptados para personas sordas y ciegas. Y que, eso, no se quede solo ahí.

Estas cordobesas están ampliando sus objetivos para llevar la adaptación de la lengua de signos a otros ámbitos y han interpretado ya para personas sordas hasta una obra de teatro, además de ofrecer su trabajo para cualquier tipo de material audiovisual corporativo, publicitario, de eventos, cinematográfico o retransmisión de eventos vía streaming, además de realizar la postproducción de vídeos para insertar la interpretación adaptada a personas con distintas capacidades.

Etiquetas
Publicado el
12 de abril de 2021 - 05:30 h
stats