Santiago, un niño venezolano de 1 año que busca familia de acogida para operarse en Córdoba

Santiago José junto a su madre.

Santiago José es venezolano, tiene un año y desde que nació padece una cardiopatía congénita imposible de tratar en su país no sólo por la dificultad de la operación sino porque la situación política que atraviesa Venezuela también está ocasionando la falta de recursos sanitarios. Por ello, gracias al convenido firmado entre Infancia Solidaria y el Hospital Reina Sofía, el pequeño podrá ser operado en Córdoba y se convertiría en el tercer menor venezolano intervenido en 2019. Este dato es de destacar ya que, previsiblemente, la organización superará el número de niños venezolanos operados en 2018, que fue de cinco.

Sin embargo, tanto Santiago José como su mamá necesitan familia de acogida en Córdoba para que el pequeño pueda ser operado; una ardua tarea que la organización solidaria lleva emprendida desde hace dos meses y que todavía no ha dado sus frutos.

Como en casos anteriores, la familia se encargaría únicamente de la manutención de Veladmir y de su madre ya que todo lo demás lo cubre el Fondo de Cooperación al Desarrollo y Ayuda Humanitaria de la Junta de Andalucía. Además, la organización provee a la familia de acogida, a la madre y al pequeño e todos los materiales que les hicieran falta.

Tras su llegada a Córdoba, Santiago José será sometido a los estudios clínicos previos a la operación. La organización no establece un período fijo de estancia tanto del niño como de la mamá ya que la recuperación depende en gran medida de la operación y de la salud del pequeño. Después de la intervención, tanto él como su madre estarían un período en el hospital y, tras esto, pasarían a la vivienda de la familia de acogida.

Las cardiopatías congénitas son las principales patologías de los niños que reciben ayuda de Infancia Solidaria, seguidas de las oftalmológicas. En 2018, la asociación permitió la operación en España a 30 niños, de los que siete se operaron en el Hospital Reina Sofía. Con esta cifra, la ciudad cordobesa se ha convertido en la segunda a la que más niños ha conseguido salvar la vida. Sólo la supera Barcelona, con 11 menores. La lista la completan Madrid (seis), Santander y Zaragoza (ambas con dos) y Málaga y Santander (comparten la misma cifra, uno).

Etiquetas
stats