El 'Rey Heredia' de los huertos urbanos

Un grupo de vecinos preparan la tierra del Cordel de Écija | MADERO CUBERO
Un importante grupo de vecinos del Sector Sur se constituye en plataforma autogestionada y comienza a cultivar las 68 parcelas del Cordel de Écija meses después de no obtener respuesta de la Junta de Andalucía

Ante la falta de respuesta de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación (AVRA) de la Junta de Andalucía, la plataforma ciudadana Pro Huertos Urbanos Socio-Ecológicos El Cordel de Écija se ha hecho un Rey Heredia. O un Somonte, según se mire. Esta mañana, decenas de vecinos del Sector Sur y también un importante grupo de voluntarios de cinco colectivos agrícolas de la ciudad se afanaban en convertir en cultivable una tierra junto al Guadalquivir que lleva décadas yerma. Los vecinos y los colectivos trabajaban en la zona pese a la falta de respuesta oficial de la Junta de Andalucía, titular del suelo e impulsora, hace dos años, de un proyecto muy demandado.

El 21 de enero, una asamblea de la plataforma ciudadana decidió "poner en marcha este proyecto de carácter social, educativo y medioambiental por iniciativa vecinal, asumiendo la responsabilidad del mismo". El colectivo espera que ahora, una vez que se ponga en marcha de esta manera, "alguna administración se sume al mismo como corresponsable de su implementación".

Mientras llegan los papeles o no, o se produce la respuesta administrativa (por la que el colectivo ya inició protestas este verano), los vecinos han decidido hacer suya la máxima aquella de "la tierra para quien la trabaja" y han iniciado el cultivo. La plataforma ha derivado, a su vez, en la creación de una comisión que es la que gestiona que todo vaya bien. Se han repartido entre los vecinos 68 parcelas de 50 metros cuadrados cada una. Cada vecino (o familia o grupo de amigos) cultiva por sus propios medios este espacio, solo y exclusivamente para el autoconsumo. Tienen prohibida la venta y solo se permiten la donación o el intercambio.

La comisión regula, además, que todo se haga conforme a una normativa aprobada en asamblea. Así, por ejemplo, se prohibe a cualquier hortelano la instalación de cualquier tipo de infraestructura física que no sea la necesaria para el cultivo (como cañas y guías). La propia comisión ha creado tres grupos de trabajo que se encargan de garantizar el cumplimiento de las normas y de que todo se desarrolle correctamente. Así, por ejemplo, el grupo de infraestructuras se encarga de que no falten herramientas (que son comunes) o compost para que la tierra sea productiva.

La puesta en marcha de estos huertos urbanos no ha sido una sorpresa, pero sí difícil. Para empezar, ha habido que contratar a un tractorista para arar y pasar la reja que haga cultivables las parcelas. También se ha arreglado el vallado que protege la zona y la pequeña caseta donde se guardan las herramientas, muchas de las cuales también han sido compradas. El dinero ha salido de los diversos actos de convivencia organizados por la plataforma.

Ahora, por la autogestión del sistema puesto en marcha, pretenden seguir y, por ejemplo, facilitar la instalación de regadío en cada una de las parcelas. En estos momentos, para regar hay que hacerlo casi a la antigua usanza. La zona tiene un pozo y los vecinos disponen de un motor para sacar el agua, pero aún no está instalado el sistema por goteo. De momento, llenan garrafas que transportan en carrillos de mano hasta las parcelas.

Aparte de las 68 parcelas individuales, en la zona se ha habilitado también otra parcela más para colectivos. En ella trabajan ya cinco (cada parcela tiene una superficie de 120 metros cuadrados). Estos colectivos (algunos provienen del propio Rey Heredia, otros del Círculo Juan XXIII y otros también han llegado de Somonte) desarrollarán talleres formativos en sus espacios. Muchos enseñarán a los colectivos a sembrar sus propios huertos, otros se centrarán en los jóvenes. Por último, también se ha reservado un espacio cultural, que esta mañana ha arrancado con una exposición fotográfica de Sebastián Salgado dedicada a la agricultura.

Etiquetas
stats