Regresa al trabajo en el zoo uno de los dos trabajadores que se encerró por su despido

Los trabajadores encerrados en una jaula del zoológico durante su protesta. | MADERO CUBERO
Uno de los empleados ha llegado a superar una segunda oposición y ha logrado la plaza, según informa la sección de UGT en el Ayuntamiento

Luis Barruquera, uno de los trabajadores municipales del Zoológico de Córdoba que se encerraron en el recinto del elefante en julio de 2012 para reclamar su derecho a la plaza que ganó hace más de tres años en un proceso selectivo que una sentencia judicial estableció que fue “irregular”, ha tomado posesión de la plaza de oficial segunda como cuidador en las instalaciones.

Así lo destaca en una nota la sección sindical de UGT en el Ayuntamiento de la capital después de ser propuesto por el tribunal calificador en la oposición de dicha plaza, “convirtiéndose en la única persona conocida en el Consistorio que ha tenido que superar dos oposiciones para obtener la misma plaza”, según UGT.

En este sentido, el empleado agradece “el trato recibido y el interés mostrado por los medios de comunicación cuando tuvo que tomar la determinación en julio de encerrarse, junto con un compañero en la jaula del elefante en protesta por sus despidos al ejecutar el Ayuntamiento una sentencia referida a dichas plazas”.

Al respecto, UGT recuerda que en mayo de 2013 “el Juzgado de lo Social número 3 declaró improcedente los despidos y el Ayuntamiento optó por la readmisión”. Aunque posteriormente se presentó a la oposición de una plaza, obteniéndola y firmando la posesión de la misma.

Este trabajador, junto a otro compañero con el que se encerró en el zoológico, se vio inmerso dentro de un conflicto judicial. Los dos accedieron a sus puestos de trabajo mediante un concurso oposición libre que fue recurrido por otros opositores por presuntas irregularidades. Tras un farragoso proceso judicial que duró tres años, el Ayuntamiento los despidió acatando la resolución del juzgado. Los empleados afectados pedían alternativas al despido ya que, señalaban, sus puestos eran imprescindibles y podían ser reubicados.

Etiquetas
stats