Rastreos e investigación: tres semanas sin noticias del hombre desaparecido en Alcolea

Dispositivo de búsqueda del hombre desaparecido en Alcolea.

Tres semanas después, el paradero de Juan José Santos Moreno, el hombre de 76 desaparecido en Alcolea, sigue siendo desconocido. Desde entonces, su búsqueda se ha llevado a cabo bajo la coordinación de la Policía Nacional, búsqueda que la familia pide que se mantenga viva para hallar al hombre.

“Están siendo unas semanas muy intensas”, cuenta a este medio Laura Santos, hija del desaparecido, que pide que la búsqueda de su padre se mantenga, a la vez que agradece la labor que han realizado los voluntarios en las batidas y los profesionales y recursos que han participado hasta ahora en hallar el paradero de Juan José. “Bomberos, policías, voluntarios, perros, un helicóptero....”, describe recordando a quienes en estas semanas han participado en el dispositivo que busca a su padre.

Después de más de tres semanas sin pistas del hombre -que desapareció el domingo 12 de agosto cuando salió a dar un paseo por el entorno de la urbanización El Sol de Alcolea- las batidas de vecinos y voluntarios ya se han interrumpido. “Ya no se están haciendo. Ahora hay que buscar en sitios, en fincas, donde solo pueden hacerlo los profesionales”, explica su hija. “Ellos siguen haciendo su trabajo, me consta que es así”, dice en la confianza de que ese trabajo dé sus frutos pronto.

Investigación abierta

La Policía Nacional, por su parte, mantiene abierta la investigación para escudriñar todas las vías posibles mediante las que poder localizar al hombre, señalan fuentes próximas a la investigación. Más allá de la búsqueda sobre el terreno, se estudian “otras vías” según el análisis de los datos con los que cuentan hasta el momento.

En el dispositivo de búsqueda del hombre desaparecido han participado agentes de la Policía Nacional, un helicóptero, bomberos, perros especializados y voluntarios. La tarea, complicada por la frondosidad de la sierra, sus desniveles y peligros, no ha dado sin embargo ninguna pista hasta ahora.

Se ha buscado en gran parte de la Sierra, en caminos, campo a través, fincas privadas, desde el aire y a pie. Hasta en centros de salud de varios municipios por si hubiera ido a alguno, desorientado y sin documentación. Pero nada. De momento, ningún rastro y muy pocas certezas alumbran sobre el paradero del hombre.

En el momento de su desaparición, Juan José llevaba puesto un pantalón beige con bolsillos a los lados, una camiseta burdeos con un anagrama de una asociación senderista, unas zapatillas deportivas negras, una mochila oscura que se ata al pecho y la cintura, y dos palos de andar, uno de color de aluminio y otro negro. También se llevó una botella de agua azul de Solán de Cabras de un litro y medio, pero iba indocumentado. Es diabético y tiene un aparato para la orina en la cintura.

Etiquetas
stats