Rafael Gómez paga parte de la multa que le impuso el tribunal del caso Malaya

Rafael Gómez, llegando a los juzgados | MADERO CUBERO

El empresario cordobés Rafael Gómez ha abonado una parte de la multa que le impuso el tribunal que le condenó por un delito de cohecho activo por su implicación en la trama de corrupción en el denominado caso Malaya.

En 2013, además de a seis meses de prisión, el tribunal que juzgó este caso de corrupción urbanística impuso al promotor inmobiliario y entonces concejal del Ayuntamiento de Córdoba una multa de 150.000 euros, de los que solo ha pagado hasta el momento 28.600 euros. Ahora, el empresario cumple condena de cinco años de prisión en la cárcel de Córdoba por fraude a Hacienda.

El ejemplo de Gómez sirve también para ilustrar cómo de las millonarias multas que se impusieron en las condenas del caso Malaya, el Estado solo ha cobrado una pequeña parte. Y es que, del total de 500 millones de euros que se impusieron en sanciones a los condenados en el caso, solo han abonado alrededor de 3,6 millones, según avanza Diario Sur. En concreto, se trata de sanciones impuestas a un total de 18 condenados en el caso, de los que solo se ha conseguido cobrar a través de distintos procedimientos judiciales 3.672.898 euros.

La cantidad más importante de esas multas corresponden al principal encausado en el caso Malaya, Juan Antonio Roca, condenado a pagar 240 millones por un delito de blanqueo. De esa cantidad ha pagado hasta el momento 496.668 euros, según la información de la que dispone el Ayuntamiento de Marbella.

Asimismo, una cantidad de 425.869 euros ha cobrado el Estado del abogado Juan Germán Hoffmann, condenado a abonar una multa de 22 millones de euros tras ser encontrado culpable de un delito de blanqueo. En la lista siguen Óscar Jiménez, considerado testaferro de Roca y obligado a pagar una multa de 520.000 euros, que ha abonado una cifra cercana a la mitad de ese total, 264.187 euros, mientras que el empresario Enrique Ventero, abonó la multa completa, de 310.800 euros, al igual que los también empresarios Fidel San Román, condenado a pagar 750.000 euros, Miguel López Benjumea (30.000 euros) y Giovanni Piero Montaldo (150.000 euros).

De igual manera, también figuran los 40.800 euros pagados por el empresario José María González de Caldas, expresidente del Sevilla Fútbol Club, que fue condenado a ocho meses de cárcel y una multa de 30.000 euros, que se suman a los 10.800 euros más que pagó para evitar entrar en prisión.

Del global de las multas que también debían cobrar el Ayuntamiento de Marbella, este sí ha recuperado 28 millones de euros, además de propiedades incautadas a Roca por valor de otros 15 millones.

Etiquetas
stats