Movilizaciones en Priego de Córdoba contra el cierre de líneas educativas en los centros de la localidad

Concentracion AMPA de los CEIP de Priego

Aunque con algún problema técnico (el autobús en el que viajaban se ha averiado) y algo de retraso, una quincena de familias de Priego de Córdoba ha acudido este martes a la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía en Córdoba para pedirle a la delegada, Inmaculada Troncoso, que no suprima dos líneas educativas en los centros públicos de la localidad, los colegios Camacho Melendo y Niceto Alcalá-Zamora.

A pesar de la ausencia de los padres y madres, un grupo de representantes de los sindicatos CCOO y Ustea han acudido al lugar para apoyar la protesta, y mostrar su rechazo a la supresión de líneas educativas que ha anunciado la Junta de Andalucía para el próximo curso en Córdoba.

En el caso concreto de Priego de Córdoba, esta política, de confirmarse, supondría la reducción de dos a una el número de líneas por nivel en el Camacho Melendo, lo que deja fuera de este centro a un total de once alumnos, que tendrán que desplazarse tres kilómetros para acudir al otro centro público, según ha explicado Francisco Cobos, secretario provincial de Educación de CCOO Córdoba.

Ese segundo centro es el Niceto Alcalá-Zamora, donde también hay planes para suprimir la única unidad de 3 años, lo que obligaría a compartir clase, a partir del próximo curso, los niños de 3 y 4 años.

Además, según ha indicado el secretario de Educación de Ustea, Gabriel Muñoz, la Junta impide competir a los colegios públicos de la localidad en servicios, ya que le niega sistemáticamente la petición de aula matinal y de comedor escolar al Camacho Melendo, lo que dificulta la conciliación familiar.

Los delegados sindicales recuerdan que en Priego hay otros dos colegios concertados y señalan que, curiosamente, la supresión de líneas siempre recae en la educación pública y se produce en lugares donde hay escuelas concertadas.

Por ello, además de trasladar su apoyo a los padres y madres de Priego (que han recogido miles de firmas contra la supresión de líneas), han hecho un llamamiento al resto de centrales sindicales para que se unan y presionen al Gobierno Andaluz para que aproveche la actual situación de pandemia para bajar las ratios (lo cual automáticamente acabaría con el problema de la supresión de líneas) y ofrecería una educación pública de mayor calidad.

Etiquetas
Publicado el
11 de mayo de 2021 - 12:13 h