Piden la paralización de los trabajos en una de las fincas de más alto valor ecológico de la Sierra de Córdoba

Cercado y nueva plantación de olivos en La Alhondiguilla.

Ecologistas en Acción va a solicitar este mismo miércoles la paralización de los trabajos que se están desarrollando en la finca La Alhondiguilla, propiedad de la familia Sánchez Ramade y una de las de más alto valor ecológico de la Sierra de Córdoba (forma parte de la Red Natura 2000). Uno de sus portavoces, Joaquín Reina, ha denunciado que en las navas de la finca se están instalando unos 11.000 olivos en cultivo súper intensivo y en espaldera, que han sido rodeados por una valla que no es reglamentaria, ya que no permite la entrada y salida de la fauna.

La finca La Alhondiguilla es uno de los grandes tesoros ecológicos de la Sierra de Córdoba. La pasada semana, el exdiputado del PSOE Antonio Hurtado denunció a través de sus redes sociales que se estaba produciendo una tala masiva de ejemplares, que la familia Sánchez Ramade ha negado y que asegura contar con permiso para ello. No obstante, los trabajos que se están desarrollando en la finca ya han provocado la apertura de un expediente. Ahora, Ecologistas en Acción demanda la paralización inmediata y cautelar de estos trabajos, que los técnicos de Medio Ambiente comprueben si “se está haciendo algo fuera del plan forestal” y que se revise el “plan técnico de caza” de la propiedad.

La masiva siembra de olivos, “aunque fuese legal, supone una pérdida de hábitat importante”, denuncia Reina, que considera que se trata de “una zona crítica desde el punto de vista de la conservación, una zona abierta que formaba parte del territorio de caza de grandes rapaces”, que se pierde con el cultivo. Reina ha recordado que la finca se enclava, precisamente, en la Red Natura 2000, que protege este tipo de corredores para salvagualdar el paso de la avifauna.

Aparte, “vamos a denunciar que alrededor de los 11.000 olivos plantados se ha puesto un cercado perimetral de protección de dos metros de altura que no tiene paso de fauna. O bien tenían que acondicionar la retícula o en su defecto instalar cada pocos metros un paso fijo de fauna silvestre no cinegética. Es completamente irregular”, ha lamentado. Ecologistas en Acción considera que intervenciones como la que se está desarrollando “persigue un objetivo claro”: “potenciar la vertiente ganadera y agrícola de la finca, que así pierde funcionalidad y valor ecológico”.

De esta manera, tanto la deforestación como estas intervenciones provoca que estas fincas de antiguo sotobosque tengan cada vez más un aspecto más adehesado.

Etiquetas
stats