Piden la cesión de salas de la Filmoteca para captar congresos mientras terminan las obras en Torrijos

Filmoteca de Andalucía | TONI BLANCO

El sector turístico tiene claro que el futuro de Córdoba como destino pasa por el llamado MICE, acrónimo inglés del turismo de convenciones y congresos. Así se lo ha trasladado este jueves a las administraciones -Junta, Diputación y Ayuntamiento-, en una reunión casi sin precedentes para abordar estrategias de captación de este tipo de eventos.

A este encuentro han ido con los deberes hechos, con un documento concreto que sirve como punto de partida: Recomendaciones y propuestas en materia de turismo para la ciudad y la provincia de Córdoba, firmado por la Comisión de Turismo y Cultura de CECO, Aehcor, Hostecor, la Asociación Provincial de Agencias de Viajes, la Asociación Provincial de Empresas Organizadoras y Profesionales de Congresos (AOC) y de la empresa gestora del Palacio de Congresos de Córdoba.

Este documento, entre otras cuestiones, solicita a las instituciones que se comprometan a no ceder espacios públicos para que en ellos se organicen reuniones, congresos o ferias de manera gratuita. El sector considera que es momento de impulsar una regulación, con un listado de tarifas por el uso de estos recintos, puesto que compiten con el Palacio de Congresos, con hoteles u otros establecimientos empresariales del sector privado.

Este compromiso se solicita, según el documento, “sin menoscabo que cedan espacios para actividades complementarias a la actividad congresual de la ciudad apoyando la candidatura de la ciudad, evitando la competencia desleal y, en algunos casos, ilegal”. De igual modo, el sector se compromete a no solicitar los espacios comentados para no propiciar tampoco “una competencia desleal y, en algunos casos, ilegal”.

Por supuesto, la entrada de Córdoba en competición en el mundo del turismo MICE pasa por tener activos sus dos espacios para ello, el Centro de Convenciones y Ferias del Parque Joyero, y el Palacio de Congresos de la calle Torrijos, que tiene pendiente la segunda fase de sus obras, lo cual impide que acepte congresos de gran envergadura.

Así, mientras se trabaja en concretar el documento, los empresarios del sector creen que sería buena idea que la Filmoteca de Andalucía, dependiente de la Junta y anexa al Palacio de Congresos, cediera alguna de sus salas para poder “atender la demanda que realizan los clientes congresuales”. Esto, sostiene el documento, “evitaría que se pierdan oportunidades y clientes para la ciudad”.

En el texto, reconocen que la política turística de planificación está “desde hace años en manos de profesionales voluntariosos pero con escasos recursos”, y que el presupuesto para la promoción de la ciudad y la provincia “es absolutamente insuficiente, teniendo en cuenta el peso del sector en la economía cordobesa”.

Así que el planteamiento para superar esta situación pasa, según los firmantes, por implementar una estrategia de

promoción nacional e internacional bajo el paraguas de tres hilos transversales (turismo cultural y patrimonial, gastronómico y de congresos).

Entre las acciones concretas, se contempla la asistencia a ferias de turismo nacional como IBTM World Barcelona, Fitur, Valladolid y Bilbao; a ferias internacionales WTM de Londres, IMEX Frankfurt, Lisboa, Milán y Berlín; y

organizar presentaciones semestrales en ciudades AVE Madrid, Barcelona, Málaga y Valencia.

Además, cuestiones más específicas de carácter empresarial, como programar una agenda efectiva de citas con touroperadores que eleven el número de pernoctaciones en ciudad y provincia de domingo a jueves -para lo cual consideran clave disponer de una plataforma de promoción y comercialización en internet conectada con más de veinte plataformas mundiales de comercialización con tour operadores-; establecer acuerdos de promoción con touroperadores y compañías de transporte aéreo y terrestre; o impulsar la entrada de Córdoba en la Red de Ciudades Destinos Turísticos Inteligentes.

Etiquetas
stats